Público
Público

La OIT advierte de que el desempleo en España todavía no ha tocado fondo

El estudio achaca las malas cifras a un modelo apoyado "en exceso en la construcción y la vivienda"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El parón en el crecimiento de las principales economías del mundo podría afectar aún más la situación del desempleo en España. Son datos de la Organización Internacional de Trabajo (OIT),  que ha presentado su informe anual sobre empleo.

'Los datos para España confirman esta tendencia, puesto que el número de parados se incrementó en un 3 % en el tercer trimestre de 2011', ha señalado la OIT tres días después de conocerse que el número de desempleados en España roza los 5 millones, el 21,5 % de la población activa.

La organización califica de 'preocupante' la situación en España, dado que los indicadores más recientes sugieren que el crecimiento del empleo ya ha empezado a reducirse en muchos países por el frenazo económico de las economías avanzadas y de algunas economías emergentes.

El informe, elaborado por el Instituto Internacional de Estudios Laborales (IIEL), recuerda que la tasa de desempleo española es un 13 % superior a la de 2008, en el inicio de la crisis, lo que supone 'el aumento más espectacular entre las economías avanzadas'.

España necesita crear 2,3 millones de empleos para recuperar el nivel de empleo previo a la crisis, para lo cual, según este Instituto dependiente de la OIT, será necesario variar de modelo de crecimiento y centrar la recuperación económica en el empleo.

El estudio achaca los problemas a un modelo 'que se apoyaba en exceso en la construcción y en la vivienda' y a un 'crecimiento desproporcionado de los beneficios del sector financiero, que explica el estancamiento de la inversión productiva'.

En este contexto, la solución pasa por un plan de choque que mejore las perspectivas de empleo de los jóvenes, una mejora de las políticas educativas, el apoyo a los desempleados y la creación de más y mejores puestos de trabajo que permitan combatir la temporalidad.

El director del IIEL, Raymond Torres, explica que es necesario también que vuelva el crédito a las pequeñas y medianas empresas, para lo que aboga por un sistema de garantía bancaria como el que funciona en Alemania o Brasil, porque mientras no haya liquidez para las pymes 'España no podrá recuperar su mercado laboral'.

Aunque admite la necesidad de reformar el mercado laboral de un país que considera 'competitivo' en el que 'las exportaciones están creciendo de forma muy intensa y pueden crecer más', rechaza medidas como la reducción de los salarios o la desregulación del mercado laboral.

Según Torres, hay que hacerlo 'de manera inteligente': 'Hay medidas inteligentes de reforma del mercado laboral, que mantienen los derechos de los trabajadores y, a la vez, ayudan a una fluidez para que las empresas contraten otra vez', ha apuntado.