Público
Público

"Ojalá se vea que el Estatut es inconstitucional"

Entrevista a Santiago Cervera, candidato a la Presidencia del PP navarro"Yo lo doy todo por Navarra, también cuando trabajo en Madrid", afirma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fue el diputado que simbolizó la ruptura entre el PP y Unión del Pueblo Navarro (UPN), hace ya más de un año, cuando apoyó la enmienda a la totalidad de los Presupuestos presentada por Mariano Rajoy en vez de abstenerse, tal y como le dictaban desde la formación regionalista. Santiago Cervera (Pamplona, 1965), licenciado en Medicina, optará el día 12 a la Presidencia del PP navarro. Pero el congreso se lo puede aguar Nieves Ciprés. La ex concejala de Pamplona también presentó su candidatura para liderar el partido, pero el Comité de Organización la excluyó por no tener los avales suficientes. Ciprés acudió a los tribunales pidiendo la suspensión cautelar del cónclave y ahora todos están pendientes de la resolución judicial.

¿Arranca dividido el PP navarro?

No. Lo que pasa es que arrancó en unas condiciones muy peculiares y las personas que compusimos su núcleo inicial éramos diversas. Ha sido un año difícil porque no tenemos una tradición organizativa ni una referencia en el Parlamento navarro. Pero auguro que sabremos remar en la misma dirección.

¿Se ha convertido Ciprésen una pesadilla para usted?

Ciprés tiene una ambición personal que ha puesto por delante de todo de una manera inapropiada porque no ha acudido a los mecanismos internos y ha preferido ir hasta el límite poniendo una denuncia en los tribunales y generando un importante daño al partido. Ahora, lo que tenemos que hacer es aprovechar el tiempo, porque las elecciones son dentro de 18 meses y yo tengo que garantizar que ninguna extravagancia genere problemas que nos entretengan.

¿Por qué Navarra necesita al PP?

Porque tiene determinadas soluciones para la complicada situación socioeconómica que vivimos y porque es un partido que puede ofrecer un trabajo por y para Navarra dentro de un proyecto que es el de toda España. Estas dos características nos hacen genuinos.

¿Dejará la tarea parlamentaria? Hay voces internas que le echan en cara que no vaya a dedicarle todo su tiempo al cargo...

No. Tendré que hacer un esfuerzo adicional por combinar mis labores en el Congreso con las de Pamplona. Pero yo lo doy todo por Navarra, también cuando trabajo en Madrid.

¿Será usted el candidato en 2011?

Eso está aún sin decidir. Pero creo que tengo un inconveniente fundamental para serlo. Y es que tendría que renunciar al escaño, este pasaría al Grupo Mixto porque la persona que entraría es de UPN y el PP perdería un diputado. De todos modos, ahora lo que me interesa es implantar en la sociedad Navarra nuestro mensaje.

En su día criticó que el presidente de UPN, Miguel Sanz, eligiera a Yolanda Barcina como sucesora, y ahora hay quien le tacha a usted de ser una imposición de Madrid...

A mí, Rajoy no me ha señalado con el dedo el camino de Navarra... Lo que sí es cierto es que compartimos una determinada visión de cómo hay que hacer las cosas allí y dentro de ella yo me vi llamado a participar.

'Hay que ser absolutamente inflexibles ante casos como Gürtel'

¿Qué será para usted obtenerun buen resultado electoral?

Un resultado en el que el PP de Navarra pueda ser decisivo a la hora de conformar unas determinadas combinaciones de gobierno. Con ese aliciente es con el que me motivo.

¿Cómo ve a su anterior partido?

Me preocupa que el paro haya crecido más en Navarra que en España y la respuesta sea conformista. Creo que UPN ha perdido el impulso de modernización que tuvo en su día y, en parte, es por su alianza con el PSOE, que es de supeditación.

Rajoy denunció que UPN fuera clave para que saliera adelante la Ley de Financiación Autonómica y se preguntó a cambio de qué habría sido. ¿Lo sabe usted?

Le ofrecieron un plato de lentejas. Para mí envenenadas: seis millones de euros en enmiendas. Es el peor negocio que se puede hacer. Algunos diputados, no sólo de mi grupo, achacaron a UPN un comportamiento desleal con el conjunto de España, porque fue el partido que decidió el modelo de financiación que tienen que tener los riojanos o los murcianos en contra de su voluntad. Creo que es más dramático que lo que ocurrió cuando UPN y PP rompieron por los Presupuestos.

¿Cree que en UPN le consideranun traidor?

Creo que sí. Pensaban que yo lo único que tenía que hacer era obedecer. Y aunque para mí aquella decisión supuso un conflicto político y de orden personal, hice lo que tenía que hacer y por unas razones que siempre podré justificar ante mi conciencia y ante los demás. A mi entender era un auténtico fraude a los electores. A mí no me habían puesto para hacer de palmero de Zapatero.

¿Hay posibilidades de reconciliación entre PP y UPN con Barcina?

Está descartado que la fórmula pueda volver a ser la que fue. Pero sí puede haber acuerdos poselectorales, dependiendo de la aritmética que resulte y de la capacidad de encontrar puntos programáticos que podamos o no compartir.

Sus siglas, por tanto, no acudirán juntas a las urnas.

No podemos hacer eso. No podemos ser un partido no nato. Aunque nos lo propusieran, no lo aceptaríamos. Nos tenemos que hacer valer con nuestras propias siglas.

¿Debe cambiar el escudo vasco?

Sí, porque me parece una anomalía absoluta. Fue una de esas salidas presuntamente ingeniosas del nacionalismo cuando la ley corrigió una de sus actuaciones.

'A mí, Mariano Rajoy no me ha señalado con el dedo el camino de Navarra'

¿Está usted a favor de suprimir la disposición transitoria cuarta?

Cuando se modifique la Constitución, sí. No vamos a forzarlo ni vamos a deslegitimar la Carta Magna. Creo que esta actitud es un ejemplo de lealtad, no de tibieza.

¿Le preocupa el caso Gürtel?

Evidentemente. Creo que ante estas cuestiones hay que ser absolutamente inflexibles, porque el proyecto del PP no es sólo el de unos millones de votantes sino que es imprescindible para cambiar la deriva que vive España. Y ser inflexibles significa que incluso antes de que los jueces determinen ciertas culpabilidades, si se está generando un problema reputacional al partido, hay que tratar de mitigarlo.

¿Rajoy ha sido inflexible?

Considero que ha tomado las decisiones adecuadas.

¿Qué le pareció el editorialde los 12 diarios catalanes?

Que unos diarios publicaran un editorial, incluso de forma consorciada, es legítimo. Pero habría preferido no llegar a esta situación porque el Constitucional ya hubiera adoptado una decisión hace tiempo.

¿Se equivocó el PP al recoger firmas contra el Estatut?

No. Lo del Estatut es políticamente muy grave porque marcará el diseño futuro de España. El PP lo hizo porque tenía la obligación de expresarse socialmente respecto a una cuestión que consideraba grave. Yo también firmé porque, además de lo que tiene que ver con el diseño de España, me parecía un estatuto absolutamente intervencionista. Ojalá se vea que no es constitucional tal y como nosotros creemos.