Público
Público

Los 'okupas' del chalet adosado

La mayoría de las viviendas unifamiliares de la calle Ronda de las Comunidades de Valdemoro están habitadas por familias que perdieron sus casas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ronda de las Comunidades es una calle residencial en el oeste de la pequeña localidad de Valdemoro, a unos 30 kilómetros de Madrid. A primera vistaes similar a cualquier zona residencial que desde los años del boom inmobiliario florecieron en los extrarradios de la mayor parte de centros urbanos de España. Filas de adosados iguales a ambos lados de la acera y muy pocos comercios. Pero el globo pinchó antes de que se vendieran la mayoría de viviendas y a día de hoy están vacías. La peculiaridad de esta calle es que la mayoría de adosados, unos 50, están ocupados por familias sin recursos que no pueden costearse un alquiler o una hipoteca y no tienen otro sitio a donde ir.

La mayoría de vecinos no abren la puerta a nadie que no conozcan. Jorge, nombre ficticio de uno de los okupas, cuenta que lleva más de cuatro meses viviendo en el adosado de Ronda de las Comunidades junto a su novia y su hija pequeña, de tan solo tres años. No quiere revelar su identidad porque no le hace 'ningún bien'. 'Yo pagaría si pudiera, pero llevo más de tres años en paro y no puedo pagar nada', relata a Público en el interior de la casa. Se le acabó la prestación por desempleo y ahora sólo cobra los 400 euros del Plan Prepara.

Hace cuatro meses tuvo que abandonar su casa de Valdemoro en la que vivía con su mujer y su hija, 'no podía pagarlo'. El mismo día pasaron los tres la noche en un coche, pero él lo tenía claro: 'De ninguna forma voy a permitir que mi hija viva en la calle'. Y entraron en el adosado. Al poco tiempo vino la Policía, les identificó, y no han vuelto a tener noticia. Ahora viven los tres en un chalet y pueden respirar un poco. Con el dinero que reciben les da para pagar la comida y, aseguran, la luz y el agua. Viven como cualquier otra familia.

'Necesito un trabajo, estoy desesperado', cuenta mientras espera que regrese su novia, que ha ido a buscar a la pequeña a la guardería. 'Yo trabajaría de lo que fuera, de cualquier cosa, como si me tengo que poner un antifaz y bailar. Quiero trabajar y poder pagar mi casa'. Es el drama del desempleo en España. 'Valdemoro no es diferente al resto del país, de punta a punta estamos casi todos parados'.

'Valdemoro no es diferente al resto del país, de punta a punta estamos casi todos parados'

Jorge afirma que no han tenido problema con los vecinos, ni con los propietarios ni con el resto de familias que han ocupado los adosados contiguos. Incluso ha ido a varias casas para presentarse y ofrecerse para cualquier ayuda que necesitasen.

Cinco números más abajo abre la puerta otro joven, de edad similar a la de Jorge, unos 25 años. Pero él es propietario y, como había dicho su vecino, no han tenido ningún problema con los que han ocupado las casas. 'Al principio venía mucho la Policía para identificar a la gente, pero ya apenas vienen'. Lo único que a veces les preocupa es que les ocupen la casa cuando están fuera, pero reconoce que poco a poco ese temor se les ha ido pasando porque aún quedan otras muchas casas vacías en la misma calle. Sólo hay dos adosados con inquilinos legales.

En la calle se ven varios carteles de la constructora y propiedad de las viviendas, Castellana Hábitat S.L., pero Jorge aún no ha tenido ninguna noticia de ellos. De momento, no teme un desalojo, pues para eso la empresa tendría que presentar una denuncia y aún no lo ha hecho. Nadie responde al teléfono de la compañía.

Desde el Ayuntamiento de Valdemoro poco pueden hacer. Al no haber denuncia de la empresa la Policía de ninguna forma puede desalojar las viviendas. 'Hacemos lo que podemos, poner el conocimiento del juzgado las noticias que tenemos y enviar a la Policía, reforzando la presencia y atendiendo las llamadas de los vecinos' explican desde el consistorio. Les preocupa especialmente porque, según relatan, hace un tiempo, antes de las ocupaciones, un hombre murió de una caída mientras estaba intentando robar en una de las viviendas. Y, además, afirman que sí han tenido varias llamadas de los vecinos pidiendo la asistencia de la Policía.

El Jefe de la Policía Local de Valdemoro, Alberto Albacete, hace hincapié en el 'malestar' de los vecinos, ya que 'ellos han pagado su vivienda y ahora viven con gente que comete delitos, como usurpación, al lado de su casa'. Pero tampoco pueden hacer nada más. 'Hemos identificado a todos pero no podemos hacer nada más, no tenemos más herramientas legales'.

Aunque el Instituto Nacional de Estadística aún no ha publicado los datos de la última década, en 2001 había 3,1 millones de viviendas vacías, el 15% de las censadas. Sin lugar a duda, la cifra de hoy en día será muy superior. Un estudio de la empresa LDC, especializada en la administración de fincas y comunidades de propietarios, daba la cifra de 3.417.064 viviendas vacías, pero otras fuentes avanzan que la cifra podría llegar hasta los cinco o seis millones.