Público
Público

La ola de frío y nieve causó un 70 por ciento de pérdidas al sector turístico chino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sector turístico chino perdió un 70 por ciento de los ingresos esperados en las vacaciones del Año Nuevo chino, debido a la paralización que sufrió el país por la ola de frío y las nevadas, según las previsiones estatales de las que se hizo eco hoy el diario "South China Morning Post".

Más de 10.000 tours a zonas del centro y sur de China, las regiones más afectadas, fueron cancelados, y parques naturales como la Montaña Amarilla (en la provincia oriental de Anhui) cerraron sus puertas durante días, de acuerdo con la información.

El sector turístico chino esperaba que en el periodo vacacional de Año Nuevo se registrara un gran aumento de viajeros con respecto a años pasados, teniendo en cuenta que el Gobierno ha suprimido en 2008 una de las tres semanas de vacaciones que tenían los chinos (la del Primero de Mayo).

Algunos negocios del sector se beneficiaron del duro invierno: los restaurantes de Pekín, por ejemplo, lograron beneficios récord en estas fiestas, ya que muchos estudiantes e inmigrantes, debido a las nevadas, tuvieron que quedarse en la ciudad y celebraron en estos establecimientos la llegada del Año de la Rata.

Por este motivo, se calcula que los restaurantes pequineses lograron recaudar la cifra récord de 3,4 millones de dólares en estos días, un 10 por ciento más que en el segundo año con más ingresos.

Las nevadas, que afectaron a 19 de las 30 divisiones administrativas chinas, afectaron a más de 105 millones de personas, generando pérdidas económicas por valor de 11.000 millones de dólares y causando la muerte de 80 personas, según las últimas cifras de la Cruz Roja.

Aunque el transporte y las telecomunicaciones han vuelto casi por completo a la normalidad, el Gobierno central pide que continúe la alerta, ya que se esperan más nevadas la próxima semana en el oeste del país.

En Guizhou, que sufrió problemas energéticos y de transportes durante semanas, el aguanieve caído la última noche causó nuevamente problemas en las carreteras, paralizando parcialmente el tráfico, según informó hoy la agencia Xinhua.