Público
Público

La ola de violencia llega a la capital mexicana en donde asesinan a 6 jóvenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La capital mexicana, que hasta ahora era ajena a la violencia de los cárteles de las drogas, se vio conmocionada hoy por el asesinato de seis jóvenes en plena calle de la ciudad, mientras que otras cinco personas murieron en una matanza en Chihuahua.

En los últimos seis días en México han sido asesinadas unas 53 personas en cinco homicidios múltiples perpetrados presuntamente por el crimen organizado, en los que todas o la mayor parte de las víctimas eran jóvenes.

La capital mexicana fue conmocionada hoy con el asesinato de seis jóvenes en plena calle.

El crimen, al que sobrevivió una persona que se recupera de sus heridas en un hospital, tuvo lugar en el barrio Morelos, en Tepito, un área llamada coloquialmente el "barrio bravo" y en donde se registra el contrabando de drogas y armas.

El procurador (fiscal) general de Justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, explicó que el crimen se pudo deber a una disputa entre vendedores de drogas, aunque también recordó que en ese barrio de la capital mexicana actúan varias bandas de robo de automóviles.

Los asesinados son jóvenes de entre 22 y 28 años y fueron atacados por al menos tres desconocidos que escaparon en un vehículo.

Por su parte, en el estado fronterizo de Chihuahua, el más violento de México y donde se ubica la conflictiva Ciudad Juárez, cuatro mujeres y un hombre murieron, y catorce personas más resultaron heridas, cuando un grupo armado atacó a tiros tres autobuses en los que se transportaban trabajadores de la maquiladora Eagle Ottawa, dedica a elaborar tapizados de cuero para automóviles.

Los trabajadores, la mayoría mujeres, terminaban su turno nocturno pasada la media noche y eran llevadas a sus viviendas en autobuses de la empresa cuando empezó el ataque indiscriminado.

Los hechos se registraron en el poblado Caseta, en el Valle de Juárez, a unos cien kilómetros de Ciudad Juárez.

La mayoría de los heridos son mujeres, las cuales componen la mayor parte de la fuerza laboral de las maquiladoras ubicadas en el norte de México, donde se elaboran textiles, televisores y automóviles, entre otros artículos.

Las víctimas son mujeres de entre 21 y 45 años de edad. Según el fiscal general de Chihuahua, Carlos Manuel Salas, se presume que este ataque es consecuencia de un secuestro, aunque no brindó más detalles.

La reciente ola de masacres inició el pasado 22 de octubre en Ciudad Juárez, cuando fueron asesinados 14 jóvenes en una fiesta, en un crimen que las autoridades consideran que puede estar vinculado a un ajuste de cuentas entre pandillas al servicio del crimen organizado.

El país no se recuperaba de ese golpe cuando dos días después en Tijuana 13 personas más, de entre 19 y 56 años de edad, murieron acribilladas en un centro de rehabilitación contra las adicciones.

Las autoridades investigan si esta matanza tiene relación con el reciente decomiso histórico en Tijuana de 134,2 toneladas de marihuana, porque por la frecuencia de radio de la policía de ese lugar desconocidos transmitieron amenazas de que "esto apenas comienza" y dijeron que serían asesinadas 135 personas.

Poco después, ayer miércoles 27, fueron asesinados a tiros 15 jóvenes y dos más resultaron heridos en un negocio de lavado de automóviles en la ciudad de Nayarit.

De las 15 víctimas, al menos diez estaban en tratamiento de rehabilitación contra las drogas, y de momento no se tienen pistas sobre los responsables.

Las cinco masacres perpetradas en los últimos siete días en México son un capítulo más de la violencia que azota a algunas zonas del país, donde han sido asesinadas más de 28.000 personas desde diciembre de 2006, en enfrentamientos relacionados con la acción del crimen organizado.

Por: Juan David Leal