Público
Público

Oleada de detenciones a mafiosos en Italia

Los 89 detenidos pertenecían a los clanes 'Sarno' y 'Casalesi'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los carabinieri (policía militarizada) han detenido en los últimos tres días a 89 supuestos miembros de la Camorra napolitana, en las provincias de Nápoles y Caserta en la región de Campania, y también en Módena, en el centro del país.

De estos presuntos mafiosos, 50 pertenecen al clan Sarno, que tiene su base de operaciones en el barrio napolitano de Ponticelli y es una de las familias más potentes y feroces de la mafia campana.

Diez de los mafiosos arrestados están acusados de homicidio y tentativa de homicidio en enfrentamientos con otros dos clanes rivales de los Sarno, los Mazzarella y los Beneduce.

A los otros 40 detenidos, la Justicia italiana les acusa de asociación mafiosa, tráfico de estupefacientes y extorsión. Los carabinieri han descubierto durante las investigaciones una vasta red de comerciantes y empresarios de la zona extorsionados por este clan, informó Il Corriere del Mezzogiorno.

Estas pesquisas han sacado a la luz los canales de aprovisionamiento y de tráfico de ingentes cantidades de drogas, como el hachís, la heroína y la cocaína, en las zonas napolitanas bajo control de los Sarno.

Otra operación policial desarrollada en la provincia de Caserta, también en la región campana, tuvo como objetivo a otro poderoso clan: los Casalesi, conocidos por ser una de las familias más sanguinarias de Italia. Los agentes detuvieron a siete de sus miembros acusados de asociación criminal y extorsión con métodos mafiosos.

En la provincia de Módena, cerca de Bologna, la Policía italiana detuvo el miércoles a 32 miembros de este clan. Los agentes también se incautaron bienes con un valor de 50 millones de euros.

Los Casalesi detenidos atienden órdenes del líder de este clan, Francesco Schiavone, apodado Sandokán, quien actualmente está en prisión. Pero también están relacionados con los capos Antonio Iovine y Michele Zagaria, prófugos de la Justicia italiana desde hace más de trece años, según informaron los carabinieri.

El fiscal de Nápoles, Giovandomenico Lepore, lanzó este jueves una petición de auxilio al Gobierno nacional. Reclamó 'más medios' porque arguyó 'para volver a adueñarse del territorio se necesita la acción de la Administración pública, si no, nuestro trabajo es inútil', informó el diario Il Mattino. El funcionario describió la situación de la Camorra en Campania como un 'pozo sin fondo: arrestamos a muchos, pero otros tantos están ahí fuera'.

En esta región italiana operan actualmente al menos 111 clanes mafiosos con más de 6.500 miembros. Se han detectado actividades de la Camorra en Holanda, Alemania, Rusia, Francia, Escocia, República Dominicana, Portugal y España.

Los carabinieri mantienen otro frente abierto contra otro grupo mafioso, el de la Ndrangheta calabresa. Los jueces italianos han dictado 23 órdenes de detención contra otros tantos presuntos mafiosos, por delitos de homicidio y posesión ilegal de armas, entre otros cargos.