Público
Público

Una oleada de salidas a Bolsa inunda el mercado español

Los analistas bursátiles creen que hay dinero y que las acciones están baratas 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La actividad en los despachos de asesores financieros y bancos especializados en colocaciones en Bolsa está en plena ebullición tras casi tres años de casi parálisis. Las empresas españolas están volviendo a mirar a los mercados. Esto en principio debería ser una buena noticia, ya que normalmente estas operaciones se producen cuando hay confianza en el futuro de las empresas y de la economía. Pero hay que matizarlo: 'Ante la escasez del crédito en España, las empresas han hecho sus cuentas y salir a Bolsa es la vía menos costosa de obtener la liquidez que necesitan', explica Alejandro Inurrieta, del Instituto de Estudios Bursátiles.

En la línea de salida a Bolsa se encuentran desde la filial de Telefónica Atento hasta Loterías del Estado, pasando por varias cajas de ahorros y la cadena de supermercados Dia. A estas se suma un puñado de pequeñas empresas participadas por el capital riesgo y otras pymes que buscan su oportunidad en el nuevo Mercado Alternativo Bursátil (MA).

La OPV de Bankia puede suponer un cambio para el riesgo país español

Si hay una en la que todos los inversores internacionales tienen enfocadas sus miras es Bankia, el banco creado por Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas, que saldrá a Bolsa en pocas semanas. 'Ahora, la principal duda de los mercados es la salud del sistema financiero español. Si la operación de Bankia sale bien, puede marcar un antes y un después en la percepción del país', explica José Ramón Iturriaga, gestor de fondos de Abante Asesores.

Parece desterrado aquello que se decía hace un año en los mercados de que 'a España ni mirarla'. El castigo al que ha sido sometido el país por los especuladores en medio de la crisis de la deuda europea ha dejado a la Bolsa en unos niveles de valoración muy bajos. En lenguaje de la calle, está barata. En esas circunstancias, ¿alguien le va a hacer ascos a las oportunidades que se presenten? 'Las operaciones que hay sobre la mesa están muy bien diseñadas. Ninguna compañía se va a malvender. El riesgo país no penaliza tanto como se está diciendo y, si las ofertas son atractivas, el dinero va llegar', explica Vicente García, director del grupo de Mercados de Capitales de PwC.

Especialmente rebajadas estarán las cajas. Bankia y Banca Cívica, que planean estar cotizando en torno a mediados de julio, tendrán que fijar el valor de sus acciones con un descuento de, al menos, 0,5 veces el valor de la sociedad en libros. 'Esto significa reconocer que va a perder dinero en los próximos años; por eso el valor de salida tendrá que ser suficientemente atractivo para compensar ese riesgo', asegura Enrique Quemada, consejero delegado de One to One Capital.

Loterías es calificada como 'una perita en dulce' por su rentabilidad

De momento, la intención de Bankia es colocar el 40% de su capital y captar unos 3.000 millones de euros. La mitad de las acciones irá para inversores minoristas; el resto, serán institucionales (fondos de inversión, banca internacional), algunos de los cuales ya han mostrado su interés, como los fondos Blackrock o Fidelity. Banca Cívica, según los expertos del mercado, duda entre esperar a la salida de Bankia o adelantarse para captar ese dinero que tiene ganas de entrar en el sistema financiero español. Oficialmente, la entidad mantiene que la salida será en la segunda quincena de julio. Después del verano vendrán nuevas privatizaciones de cajas, aunque estas operaciones todavía no están definidas, con la salida a Bolsa de Banco Base y Mare Nostum. 'En el caso de las cajas, el precio será muy importante. Si el mercado exige un descuento muy alto puede que, en lugar de salir a cotizar, opten por acudir a la financiación del dinero público del FROB', apunta Luis Benguerel, director de renta variable de Interbrokers.

Paradójicamente, la operación que podría estar más penalizada por los bajos precios a los que cotiza la Bolsa española es la que tiene más atractivo, según los analistas, la privatización de Loterías y Apuestas del estado. Sacará a cotizar un 30% de la entidad pública a mediados de noviembre. Con esta colocación, el Estado pretende captar entre 6.500 y 7.000 millones de euros, lo que la convertiría en la mayor salida a Bolsa de la historia. Todos los analistas la califican como 'una perita en dulce', pues presenta una cuenta de resultados clara y unos ingresos seguros. 'Todo el mundo querrá participar en un negocio tan rentable como este. Es un error por parte del Gobierno deshacerse de una fuente de ingresos tan potente', apunta Benguerel.

Sin acceso a los inversores de a pie (esto es, se colocará todo entre inversores institucionales), se han diseñado las salidas a Bolsa de Atento, la filial de atención al cliente del grupo Telefónica, y de Dia, filial del grupo de distribución Carrefour.

La operadora presidida por César Alierta busca captar entre 700 y 1.000 millones con la puesta en el mercado el próximo 13 de junio del 51% de su filial Atento. 'No es una gran cantidad y buscan liquidez; por eso ha optado por colocarlo todo entre inversores institucionales, ya que el coste de la operación es menor', explica Enrique Quemada. Más exclusiva aún será la salida de Dia, prevista para el 5 de julio, pues sus acciones sólo serán accesibles para los actuales accionistas de Carrefour.

En lo que todos coinciden es en que los plazos elegidos para las colocaciones van muy ajustados. 'Hasta el 15 de julio se pueden encontrar algunos momentos buenos para lanzar las OPV', aseguran, pero a partir de ese día se cuelga el cartel de cerrado por vacaciones. Los que no lleguen harán mejor en esperar a meses de mayor actividad, como los de otoño.