Público
Público

Oliver Stone dice que "George Bush es el principio del fin del imperio americano"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Habitual cronista y polemista de la historia reciente de su país, el director neoyorquino Oliver Stone inaugura hoy el Festival de Cine de Dubai con "W.", con el morbo de mostrar por primera vez este retrato cinematográfico de George Bush en Oriente Medio y sin escatimar en críticas al presidente.

"George Bush es el principio del fin del imperio americano", fue la sentencia final de un cineasta que ganó dos Oscar gracias a Vietnam -"Platoon" (1986) y "Nacido el 4 de julio" (1989)-, que retrató a Kennedy -"JFK" (1991)- y a "Nixon" (1995) y que abrió la brecha del cine de ficción sobre el 11-S con "World Trade Center" (2006).

A pesar de esta trayectoria, Stone consideró "extraordinariamente interesante" el perfil biográfico del Presidente de Estados Unidos por haber marcado "ocho años de la historia del país que serán recordados como un periodo clave" y en los que "alguien que no sabía Historia fue capaz de cambiar el rumbo de la misma".

"W.", con un reparto multiestelar encabezado por Josh Brolin y que cuenta con Jeffrey Wright, Tandie Newton y Ellen Burstyn, "es un retrato del americano ignorante y orgulloso de ello. Lo que vamos a echar de menos de Bush es que nuestro presidente no sepa hablar inglés. (El presidente electo Barack) Obama será muy aburrido en ese sentido", prosiguió.

Así, cuando una periodista preguntó a Stone sobre si a George Bush le había gustado la película, el director exclamó: "¿Estás loca? Lo muestro como un arrogante y con un ego enorme. Obviamente no le gustó la película, aunque sí sé que apreció mucho el trabajo de Josh Brolin, porque le hace parecer más guapo", bromeó.

Pero aunque "W." se estrenó en plena campaña electoral en Estados Unidos y la presidencia pasará el próximo 20 de enero a Barack Obama -en el que Stone tiene "muchas esperanzas, quizá demasiadas"-, la película no pierde fuerza porque, auguró, "esto no se acabado. Los errores de la administración Bush volverán".

"El próximo Bush será el mismo lobo con otra piel. Ya sea la de John McCain o la de Sarah Palin. Sus mensajes tienen mucho poder y mucho peligro y, cada vez que suceda algo como los atentados de Bombay, exclamarán: 'Os lo dije'", en referencia a su desprestigiada política exterior.

Pese a la indudable carga crítica de "W." -"podría ser una tragedia, pero es una sátira", según Stone-, la intención del director fue "meterse en la piel de Bush. Empatizar, que no compadecer, para así llegar a entender cuáles han sido sus errores".

Esos errores que han causado que "hasta los partidarios de Bush se hayan cansado de él. Están decepcionados o incluso avergonzados. Por eso la victoria de Obama tiene un componente de reacción agresiva".

Así, "W." quiere hacer hincapié en que hay mensajes que traspasan el bando político para advertir sobre el peligro de "cómo diez o doce personas, en una sala sin influencias externas, son capaces de tomar una decisión que cambiará el mundo", explicó, poniendo como ejemplo la Guerra de Irak.

Pero Stone no quiso que pasara desapercibido el componente humano de una carrera política que "ha metido al país entres guerras sumamente costosas e inútiles" pero que, en el fondo, se reduce a "un vínculo entre padre e hijo en el que el hijo está tratando de ser más fuerte que el padre".

Esta idea fue definitiva para que el director de "Asesinos Natos" (1994) rehusara hacer un documental biográfico, como ya hizo con Fidel Castro en "Comandante" (2003), ya que este formato "no te permite llegar a determinados lugares y Bush es demasiado inaccesible".

Con su estreno en el Festival Internacional de Cine de Dubai "W." se abre ahora al mundo tras una fría acogida en su país, algo que, por otra parte, tampoco ha sorprendido a sus creadores. "Ya para la producción, tuvimos poco capital americano y buscamos ayuda en Hong Kong, Francia y Alemania", explicó Stone.

El DIFF mostrará durante ocho días más de 180 películas de 66 nacionalidades bajo el eslogan de "Puente de culturas, encuentro de mentes" y por su alfombra roja pasarán, además de Stone, Salma Hayek, Nicholas Cage, Goldie Hawn, Fernando Meirelles, Alice Braga y la española Chus Gutiérrez, entre otros.