Público
Público

La OMS advierte en el Día Mundial de la Diabetes de que los casos se habrán duplicado en 2030

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que los casos de diabetes, que afecta actualmente a unos 250 millones de personas en el mundo, se habrán duplicado para el 2030 si no se toman medidas.

Esta enfermedad causa un 5 por ciento de los fallecimientos anuales en el mundo, recuerda la OMS, con ocasión del Día Mundial de la Diabetes, que se hoy.

Un 80 por ciento de las personas afectadas por la diabetes viven en los países de ingresos bajos y medios, y en estos países, la mayoría de los enfermos son personas de mediana edad, entre 45 y 64 años, y no ancianos.

La OMS recuerda que una mala alimentación y la obesidad son dos factores importantes en esta enfermedad, que se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no puede utilizar de forma efectiva esa insulina.

El azúcar en la sangre es un efecto común de la diabetes, que lleva con el tiempo a graves daños en muchos de los sistemas del cuerpo.

El Día Mundial de la Diabetes, con el que se quiere generar en todo el mundo mayor conciencia sobre el problema, está centrado este año en los niños y adolescentes.

Cada día, 200 niños menores de 14 años son afectados por la diabetes de tipo 1, una condición autoinmune para la cuál no existen medidas de prevención, y los casos aumentan un 3 por ciento cada año.

En los niños en edad preescolar, este aumento es del 6 por ciento anual.

La campaña de este año quiere concienciar al público sobre algunos de los síntomas precursores de la diabetes de tipo 1, como son el orinar frecuentemente, una pérdida rápida de peso, falta de energía y mucha sed.

La diabetes de tipo 2, asociada al sobrepeso y a la falta de ejercicio, se ha considerado un problema de adultos, pero cada vez se diagnostica más en niños.

El Día Mundial de la Diabetes se celebra el 14 de noviembre para conmemorar el aniversario del nacimiento de Frederick Banting, quien, junto con Charles Best, tuvo un papel determinante en el descubrimiento en 1922 de la insulina, la hormona que permite tratar a los diabéticos y salvarles la vida.