Público
Público

La OMS califica de "deplorable" el escándalo de la leche china

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Organización Mundial de la Salud y UNICEF afirmaron el jueves que el escándalo de la leche en polvo contaminada en China era "deplorable", mientras cada vez más países asiáticos y europeos prohibían las importaciones de productos lácteos chinos.

Pekín se enfrenta a la alarma pública en su país y a la consternación internacional, después de que unos 13.000 niños chinos abarrotaran los hospitales, enfermos por beber una leche de fórmula infantil contaminada con melamina, un producto químico industrial barato que puede utilizarse para falsear los controles de calidad.

"La contaminación deliberada de alimentos dirigidos al consumo de pequeños vulnerables y niños es particularmente deplorable", afirmaron en un comunicado conjunto la OMS y UNICEF, la agencia de Naciones Unidas para la infancia.

Sin embargo, las dos agencias añadieron que el plan de Pekín para reforzar la seguridad de sus alimentos ayudaría a evitar una repetición del escándalo.

"Confiamos en que las autoridades chinas de seguridad alimentaria estén tomando acciones rápidas y firmes para investigar completamente este incidente", indicaron los organismos.

"También esperamos que después de la investigación y en el contexto del creciente interés del Gobierno chino por la seguridad alimentaria, se aplique una regulación mejor de alimentos para niños y jóvenes", añadieron.

Además, la OMS y UNICEF instaron a las madres a dar el pecho a sus bebés, una necesidad aún mayor tras los "alarmantes ejemplos" de escándalos de leche de fórmula contaminada en China y en todo el mundo.

Aunque el caso ha provocado arrestos y despidos de cargos oficiales en el país asiático, las consecuencias empiezan a cruzar sus fronteras.

El ministro taiwanés de Salud, Lin Fang-yue, presentó su dimisión después de que se importaran a la isla 25 toneladas de leche en polvo que podría estar contaminada, de acuerdo a la Agencia Taiwanesa Centra de Noticias.

El pobre historial de China en escándalos pasados sobre seguridad de sus productos y que afectaron a juguetes, pasta de dientes, productos farmacéuticos e ingredientes de comida para mascotas, han empañado seriamente la credibilidad del país.

PROHIBICIONES Y RETIRADAS

Pese a la insistencia de Pekín de que ahora sus productos lácteos son seguros y la situación está bajo control, varios países siguen tomando medidas contra las importaciones de lácteos chinos.

En Europa, Francia ha prohibido todos los artículos de alimentación que contengan lácteos chinos, y está previsto que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria anuncie esta semana si los productos procesados que contienen estos ingredientes suponen un riesgo.

En Asia, Vietnam o Nepal han prohibido la compra de estos productos, mientras que el miércoles Corea del Sur empezó a retirar productos con melamina después de que la Administración Coreana de Alimentación y Medicamentos hallara contaminación en arroz y galletas fabricados para una empresa surcoreana por una de sus divisiones en China.

La melamina, un producto rico en nitrógeno, puede añadirse a la leche aguada o de baja calidad para pasar los controles de calidad, que a menudo emplean los niveles de nitrógeno para medir la cantidad de proteínas de la leche.

Hasta ahora, se han atribuido cuatro muertes a piedras en el riñón y complicaciones causadas por la leche contaminada.