Público
Público

OMS dice uso de teléfonos móviles es "posiblemente cancerígeno"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Kate Kelland

Utilizar un teléfono móvil podríaincrementar el riesgo a desarrollar ciertos tipos de tumorescerebrales y los usuarios deberían considerar formas de reducirsu exposición, dijeron el martes expertos en cáncer de laOrganización Mundial de la Salud (OMS).

Un grupo de 31 científicos de 14 países reunido en laAgencia Internacional para la Investigación del Cáncer de laOMS (IARC por su sigla en inglés) dijo que una revisión detodas las pruebas científicas disponibles sugería que el uso decelulares debería ser clasificado como "posiblementecancerígeno".

La clasificación, que pone al uso de los teléfonos móvilesen el mismo nivel de categoría de riesgo de cáncer de la IARCque el plomo, el cloroformo y el café, podría llevar al cuerpomédico de Naciones Unidas a revisar sus directrices sobre loscelulares, dijeron los científicos.

Pero es necesario tener más amplitud e investigacionesdetalladas antes de dar una respuesta más definitiva sobrecualquier vinculación que pudiera darse.

La OMS había dicho previamente que no había pruebas de unaconexión entre el cáncer y los teléfonos móviles.

"Tras revisar básicamente todas las pruebas relevantes(...) el grupo de trabajo clasificó ciertos campos deradiofrecuencia electromagnética como posiblemente cancerígenospara los humanos", dijo en una sesión informativa JonathanSamet, presidente de la IARC.

Samet reveló que algunas pruebas sugerían una conexiónentre el uso de los teléfonos móviles y un incremento delriesgo de padecer glioma, un tipo de cáncer cerebral.

El empleo de celulares se ha aumentado drásticamente desdeque fueron introducidos al mercado a mediados de la década de1980, hasta cerca de 5.000 millones de móviles en usoactualmente en todo el mundo.

Y desde entonces se han convertido en un parte clave de lavida diaria, siendo usado por muchos para navegar por la webasí como para conversaciones telefónicas, por lo que expertosde la industria dicen que una amenaza para la salud no detendrásu utilización.

En su lugar, los usuarios preocupados podrían optar porcomprar más accesorios como audífonos para reducir los riesgos,dijo el analista de Avian Securities Matthew Thornton.

La decisión ha sido muy esperada por las compañías detelefonía móvil y grupos de campaña que han suscitado lapreocupación sobre si los teléfonos móviles podrían serperjudiciales para la salud.

Grupos de la industria intentaron restar importancia deinmediato a la conclusión de la OMS, señalando que la categoríade "posiblemente cancerígeno" también incluye a sustancias comoalgunas verduras y el café.

"Esta clasificación de la IARC no significa que losteléfonos móviles causen cáncer", afirmó John Walls,vicepresidente de relaciones públicas de la asociación demóviles CTIA, de Estados Unidos.

Walls señaló que grupo de trabajo de la IARC no harealizado ninguna investigación nueva, sino evaluado estudiosya publicados.

Asimismo indicó que otros organismos reguladores como laAdministración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos(FDA por su sigla en inglés) han determinado que "el paso de laevidencia científica no ha relacionado los teléfonos móvilescon ningún problema de salud".

John Cooke, director ejecutivo de la Asociación británicade Operadoras Móviles, dijo que la IARC sólo ha encontrado laposibilidad de un peligro.

"Si representa o no un riesgo requiere más investigacióncientífica", indicó en un comunicado.

ESTUDIOS PREVIOS NO SON CONCLUYENTES

La observación de la IARC llega tras un estudio publicadoel año pasado que evaluó a casi 13.000 usuarios de teléfonosmóviles durante 10 años y no pudo dar una respuesta clara sobresi los dispositivos móviles causan tumores cerebrales.

Otros estudios previos tampoco han logrado establecer unaconexión clara con el cáncer, aunque un estudio estadounidensepublicado en febrero indicaba que el uso de un teléfono móvilpuede modificar la actividad de las células cerebrales.

El presidente de la IARC, Christopher Wild, dijo que esimportante que se realicen más estudios, especialmente a largoplazo y sobre el uso intensivo de estos dispositivos.

"A la espera de disponer de esa información, es importantetomar medidas pragmáticas para reducir la exposición, comodispositivos manos libres o escribir mensajes de texto",agregó.

El director de medicina e ingeniería clínica del británicoRoyal Berkshire Hospital, Malcolm Sperrin, apuntó que cree quela posición de la IARC es adecuada porque refleja la "evidenciaanecdótica de que los cánceres pueden ir asociados al uso deteléfonos móviles".

Aunque añadió que "es vitalmente importante comprendercompletamente que no hay una correlación definitiva".