Público
Público

La OMS subraya que la adición de melamina a la leche no es una medida aprobada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dejo hoy muy claro que la melamina "no tiene nada que hacer en los alimentos o productos lácteos, y mucho menos en la leche infantil", ante los miles de casos de niños intoxicados en China por tomar leche en polvo contaminada con esa sustancia.

La portavoz del organismo sanitario, Fadela Chaib, destacó que si los adultos tienen una alimentación variada, ese no es el caso de los niños pequeños, cuya alimentación se limita generalmente a la leche, lo que puede explicar la elevada concentración de melamina en sus organismos.

Esta sustancia permite elevar de manera ficticia el nivel de proteína en la leche a la que se ha agregado agua para aumentar su volumen y que, como resultado de ello, ha reducido su concentración de proteína.

"La adición de la melamina en los alimentos no es aprobada por la OMS, la FAO (Fondo de la ONU para la Agricultura y la Alimentación) ni el Codex Alimentarius, el máximo órgano internacional que fija los estándares de calidad de los alimentos", enfatizó Chaib.

Tampoco está aprobada por "ninguna autoridad nacional", agregó.

La multinacional Nestlé, con sede en Suiza, sostuvo ayer que "la melamina "se encuentra a través de la cadena alimentaria mundial en rastros minúsculos que no representan ningún riesgo para la salud de los consumidores".

La sustancia tóxica ha provocado en los niños más afectados cálculos renales.

En el actual escándalo de intoxicación infantil, la melamina no sólo ha sido hallada en la leche en polvo, sino también "en una marca de postre refrigerado a base de yogur y en una marca de bebida de café en lata" en China, reveló la OMS.

"Todos estos productos fueron muy probablemente manufacturados utilizando ingredientes hechos a partir de la leche contaminada", explicó.

La melamina es comúnmente utilizada en los plásticos, adhesivos, vajillas y fertilizantes.

Cuatro niños han muerto intoxicados en China, 12.900 están hospitalizados y otros 40.000 bajo vigilancia médica, detalló la portavoz de la OMS, tras reconocer que todavía "desconocemos la magnitud del problema" y "si hemos llegado al máximo de casos o éstos seguirán aumentando".

"Esperamos las respuestas de China", dijo Chaib, quien explicó que cada vez más familias rurales en China están conociendo este problema y llevando a sus hijos al médico para determinar si han consumido melamina.

"Quizás el número aumentará a causa de esto", declaró en una conferencia de prensa en Ginebra.

Por otra parte, la OMS confirmó que la marca de leche adulterada fue exportada a Bangladesh, Birmania, Yemen, Burundi y Gabón, países a los que ha recomendado "realizar pruebas de los productos disponibles en sus territorios para estar seguros de que están libres de melamina".