Publicado: 12.05.2014 00:01 |Actualizado: 12.05.2014 00:01

Once ideas en los programas de los partidos políticos para solucionar el problema del paro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El desempleo es el punto clave de los programas y manifiestos de todas las formaciones para las elecciones europeas. Todos proponen medidas para combatirlo, poniendo el foco en el paro juvenil, una de las mayores lacras de la UE (en su último informe, Eurostat cifra en el 23,4% el desempleo joven en Europa, 55,7% en España). PP y PSOE apuestan por potenciar y acelerar la Garantía Juvenil, la ofensiva comunitaria contra el empleo, cuyos efectos, medio año después de ponerse en marcha, aún no han trascendido del discurso político.

Lucha contra el desempleo, especialmente, el juvenil, enfocando la educación hacia el emprendimiento, especialmente centrado en medio ambiente y nuevas tecnologías. Se marcan como objetivo alcanzar un índice de ocupación de personas entre 20 y 64 años del 75% para 2020.

Desarrollar y aumentar el presupuesto de la Garantía Juvenil para que abarque a todos los jóvenes menores de 30 años. Introducirán una “ambiciosa” política industrial europea y apoyarán la economía social, así como a las pequeñas y medianas empresas. Promoverán la innovación tecnológica y sostenible.

Prioridad al trabajo digno. Abolición de las reformas laborales. Directiva sobre salario mínimo europeo fijado en el 60% del salario medio. Jornada de 35 horas. Adelantar edad de jubilación y obligación de contar con un 10% de trabajadores menores de 31 años. Eliminar las prácticas no remuneradas y ETT.

Coalición por Europa no tiene un programa electoral común, pero sí un documento base firmado por los líderes de cada organización. En él, los partidos que conforman la coalición se comprometen a trabajar “por una política económica y social que promueva el empleo de calidad”. Cada partido sí tiene un programa propio.

Devolver la antigua protección de los desempleados o aumentarla. Que el cobro del paro no esté limitado a un plazo máximo de dos años si no que venga determinado por el tiempo trabajado aunque sí iría disminuyendo la cantidad percibida con el paso del tiempo para no fomentar que la gente dejara de buscar.

Derecho a una renta básica para todos. Programa de inversiones y políticas públicas para la reactivación económica, la creación de empleo de calidad y la reconversión del modelo productivo hacia una economía basada en la innovación que contribuya al bien común. Prohibir despidos en empresas con beneficios.

Adoptar medidas específicas de carácter europeo para promover el empleo juvenil, la formación de los "NINI" y la integración en el mercado laboral. Establecer un seguimiento y una evaluación rigurosos para poder fundamentar la formulación de las políticas de empleo eficaces, basadas en indicadores comunes, estableciendo protocolos de buenas prácticas.

Para Vox "resolver la crisis significa crear puestos de trabajo, especialmente, para los jóvenes". Pero no creen que "el objetivo de la UE" sea crearlos directamente, por lo que abogan por desarrollar el "espíritu empresarial" con programas como el 'Erasmus para jóvenes emprendedores'.

La coalición, en su manifiesto, no concreta medidas pero sí hace un alegato a favor de “rescatar a las personas”. Para ello tratarán de impulsar “políticas dotadas de inversiones para la creación de empleo en una economía al servicio de las personas y respetuosa con el medio ambiente”. Se comprometen a dar “soluciones al drama del paro juvenil” con más fondos suficientes a la Garantía Juvenil Europea.

Combatir la precariedad laboral a través de la acción política y la movilización popular.

Incentivar a los emprendedores de I+D de ciencia y garantizar para los autónomos

El partido en el poder en España y líder de las primeras encuestas, centra sus medidas en la reforma y mejora de la educación. El PP planea hacer "más práctico" el aprendizaje y acortar el espacio entre los centros educativos y el mercado laboral. En su programa destaca la intención de permitir que las empresas participen en la financiación de la educación pública y las universidades: "Explotaremos todas las posibilidades que puede ofrecer el mecenazgo". Poniendo como ejemplo a "las universidades líderes en el mundo", los conservadores pretenden dejar que el capital privado penetre en el entramado universitario público.

Con la mente puesta en el gran número de desempleados que están abandonando España (los últimos datos ofrecidos por la EPA muestran que la población activa ha disminuido en 424.000 personas), Miguel Arias Cañete aboga por crear un "estatuto básico del empleado en el exterior que otorgue una mayor seguridad a la movilidad" de los trabajadores. Actualmente, es posible cobrar el paro hasta 90 días después de traspasar nuestras fronteras. Para los que decidan quedarse, los conservadores proponen medidas para aumentar el emprendimiento, especialmente en los sectores de la "innovación", el "medio ambiente y nuevas tecnologías", lo que contrasta con su política de recorte en I+D+i.

El Partido Socialista por su parte declara la Garantía Juvenil como "el elemento central" de su estrategia. Plantean extender su aplicación a los jóvenes de hasta 30 años y ampliar "sustancialmente" su presupuesto, algo que parece bastante difícil de llevar a cabo puesto que los presupuestos europeos, en los que se detallan los fondos asignados a la Garantía, se negocian cada siete años y el reparto del capital europeo para el actual periodo (2014-2020) se acordó en el último momento (noviembre de 2013) tras largas y numerosas rondas de negociaciones.

El principal partido de la oposición no ha diseñado un programa para las europeas, sino un manifiesto en el que expone sus motivaciones. En la lucha contra el desempleo, los socialistas buscan "la igualdad salarial, el trabajo de calidad y la protección de los derechos de los trabajadores". El eje para conseguirlo será "una ambiciosa política industrial europea", así como potenciar el apoyo a "las pequeñas y medianas empresas", aunque no explican las medidas concretas con las que planean conseguirlo. 

En el caso de La Izquierda Plural, la lucha contra el desempleo pasa por "crear un importante bloque político y social" que permita "frenar el intenso proceso de regresión que impone el neoliberalismo". Teniendo muy presentes a los movimientos sociales, IU se compromete a centrar su trabajo en la Eurocámara en impedir que "las instituciones europeas que forman parte de la Troika (BCE y CE) puedan imponer medidas de recorte y austeridad en los servicios públicos".

Crear empleo digno es la estrella sobre la que orbitan las propuestas de IU. Su objetivo es crear una política europea que impida que la competencia entre trabajadores y empresas se base en la rebaja de salarios y la merma de condiciones sociales y laborales. Por tanto, rechaza la Directiva Europea sobre sobre flexibilidad laboral total, la aprobación de la Directiva Bolkenstein (también conocida con la del 'fontanero polaco': entre otras cosas, permitiría contratar trabajadores con las condiciones laborales de sus países de origen) y plantea aumentar las sanciones para las empresas que incumplan las leyes sobre contratación, política salarial y Seguridad Social.

UPyD, que no se centra en el problema del desempleo hasta la página 35 de su programa, propone medidas para facilitar la movilidad de los trabajadores entre los países comunitarios. Entre otras cosas, hablan de la posibilidad de cobro de prestaciones pese al traslado del trabajador de un país a otro, o crear una Seguridad Social Europea, a pesar de las grandes dificultades que la Unión está encontrando para acordar políticas de aplicación mucho más sencilla, como la unión bancaria. Otro de los problemas que destaca la formación magenta son "los enormes coste económicos y sociales" de la generación "NINI", en la que engloba a 14 millones de jóvenes europeos. Pide integrarlos en el mundo laboral, aunque no explica cómo planea hacerlo. 

Podemos pone el foco en ampliar los derechos laborales de los trabajadores. Pretende rebajar la edad de jubilación hasta los 60 años, reducir la jornada laboral a 35 horas semanales, eliminar las Empresas de Trabajo Temporal (dos propuestas que comparte IU), establecer un salario mínimo interprofesional a nivel europeo y también un salario máximo ajustado proporcionalmente al mínimo. A su vez, concede el derecho a tener una pensión mínima no contributiva que iguale el salario mínimo.

La plataforma impulsada por el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense, Pablo Iglesias, coincide también con IU en proponer la derogación de todas las reformas laborales desde el comienzo de la crisis (2010, 2012 y 2014) y prohibir a las empresas con beneficios realizar despidos. Podemos también apuesta por facilitar el proceso de contratación para las pequeñas y medianas empresas y "resaltar el papel de las entidades de la economía social". La motivación de la formación, que basa su proceso de decisión en sus círculos, es la "reconversión del modelo productivo hacia una economía basada en la innovación que contribuya al bien común".

Podemos y el Partido X coinciden al propoponer la Economía del Bien Común como modelo productivo 

Iglesias coincide con el Partido X en el concepto de la Economía del Bien Común para el cambio del modelo productivo. La formación, que se define como "un pacto transversal y no ideológico entre ciudadanos", expone que Europa no debe poner barreras económicas al acceso al empleo y propone mejorar las condiciones de los autónomos y fijar el importe de su cuota a la seguridad social en base a sus ingresos. Eliminar la restricción de dos años en el cobro del paro o fijar un "salario máximo intra-empresarial" son otros de sus planteamientos

Primavera Europea, la coalición formada por Equo, Compromís y Chunta Aragonesista entre otros partidos, no tiene un programa común sino un manifiesto firmado por los partidos integrantes. Respecto al empleo, se comprometen a "rescatar a las personas" poniendo la economía a su servicio y no al revés. A su vez, proponen "tolerancia cero contra la corrupción, el fraude, la evasión fiscal y los paraísos fiscales".

Algunos de los principales partidos nacionalistas (CiU, PNV, Coalición Canaria, Compromiso por Galicia) han formado la Coalición por Europa (CEU) para presentarse a las elecciones europeas. Al igual que Primavera, no tienen un programa sino un documento común donde exponen sus motivaciones. En él, explican su compromiso con el bienestar social, el empleo de calidad y el "equilibro territorial". 

Los Pueblos Deciden es la coalición de los partidos de izquierda nacionalista EH Bildu, BNG, Puyalón de Cuchas, Andecha Astur, Unidad del Pueblo y ANC. Respecto al problema del desempleo,apuestan por combatir "la precariedad laboral a través de la acción política y la movilización popular".

Vox, por su parte, reconoce la necesidad de corregir el problema del desempleo, pero no cree que la UE deba poner en marcha políticas para crear puestos de trabajo por sí misma, sino promover "el desarrollo del espíritu empresarial, alentando a los países de la UE a que incluyan la formación empresarial en los planes de estudios".

Silva pretende "eliminar miles de cargos públicos" mientras combate el desempleo

Por último, el Movimiento RED pide "volver a la Europa de las personas" y aboga por el empleo digno. El programa de la formación de Elpido Silva se centra en combatir la corrupción y llevar la justicia a las instituciones, lo que, argumentan, mejorará de por sí las condiciones laborales de los españoles. En una apuesta que podría parecer contradictoria, el movimiento pretende "eliminar miles de cargos de las Administraciones Públicas por su caracter superfluo". 


http://www.quoners.es/debate/lees-los-programas-electorales-de-los-partidos