Público
Público

Once muertos y 191 heridos, y las autoridades atribuyen la explosión a una "negligencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades iraníes cifraron en 11 muertos y 191 heridos las víctimas de la explosión del sábado en una mezquita del sur del país, que atribuyeron a la detonación de munición abandonada en el almacén próximo al lugar de los hechos.

"Los primeros resultados de la investigación indican que no se trata de una acción de sabotaje", dijo el general Ali Moyedi, jefe de la Policía de la provincia de Fars, en cuya capital, Shiraz, ocurrió la explosión.

Moyedi, citado por la televisión Al Alam, explicó que "se ha organizado hace tiempo una exposición de armas y munición en el mismo lugar (..) es posible que la causa sea la negligencia de los responsables de esa exhibición, que han abandonado material militar en el sitio".

La explosión se produjo a las 21:15 horas (16:45 GMT) en la "Husainiya" (mezquita chií) "Sayed Al Shuhada" (Señor de los mártires), en el centro de Shiraz, donde centenares de iraníes acudían a un discurso religioso.

Moyedi, así como el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Mohamad Ali Hoseini, afirmaron que de todos modos la "investigación aún continúa para esclarecer las causas".

Por su parte, el director del Centro de Emergencias de Fars, Mohamad Yavad Moradian, dijo que el numero de los afectados por la explosión es de 202 personas.