Público
Público

Once puertos de montaña, cerrados por la nieve

El uso de cadenas es preciso en otra veintena de puertos de Asturias, Burgos, Cantabria, León, La Rioja, Lugo y Palencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El temporal de frío que atraviesa España ha obligado a cerrar al tráfico el puerto de San Glorio, en Cantabria, y otros diez puertos de la red secundaria, la mayoría de ellos en la provincia de Burgos.

Según el último boletín de la Dirección General de Tráfico (DGT), la red principal de carreteras está 'bastante limpia', si bien permanece cerrado al tráfico el puerto del Alto de San Glorio (Cantabria), en la N-621, y es obligatorio el uso de cadenas en el Alto de Pajares (N-630), en ambas vertientes, leonesa y asturiana.

Además, también en la red principal, está cortada la circulación para camiones en Alicante, en la N-340, a su paso por Muro de Alcoy, aunque los turismos circulan sin cadenas por esa misma vía.

En la red secundaria, Tráfico asegura que se circula 'bien', aunque hay diez puertos de montaña cerrados (la mayoría en Burgos) y en otros quince hay que circular con cadenas (la mayor parte en el Principado de Asturias).

En cuanto a las carreteras de esta red, las más afectadas por la nieve son las de Burgos y Albacete, puntualiza la DGT.

Un frente húmedo procedente del Atlántico dejará a partir de mañana, lunes, 'frecuentes y generalizadas' lluvias en todo el país, unas precipitaciones que caerán durante toda la semana, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Durante este fin de semana, una masa de aire frío que se ha instalado en la Península, unida a la falta de nubosidad, provocará una intensa caída de las temperaturas que será especialmente fuerte esta noche.

Mañana, los cielos se mantendrán despejados y seguirá el frío pero sólo hasta la noche, cuando se espera la llegada de un frente atlántico que cubrirá los cielos, permitirá que los termómetros se recuperen, y dejará abundantes precipitaciones durante toda la semana próxima.

Este frente atlántico se desplazará desde el área de Azores hasta el oeste de Europa, llevando asociado sistemas frontales activos y eficientes que ocasionarán abundantes y generalizadas lluvias.

Según la Aemet, las precipitaciones afectarán principalmente a la vertiente atlántica peninsular, donde serán frecuentes y en ocasiones muy persistentes, como es probable que ocurra en el litoral de Galicia, la zona centro y el entorno del Estrecho.

No obstante, la Agencia advierte de que las lluvias también podrían ser importantes en zonas de la vertiente mediterránea, como el área de Alborán y el valle del Ebro. Con menor intensidad y frecuencia alcanzarán al litoral de Levante, al sureste peninsular y a los dos archipiélagos.

Además, predominarán los vientos de componentes oeste y sur, que serán de intensidad moderada con intervalos fuertes en el oeste y norte de la Península, principalmente en los litorales y zonas altas, en el área mediterránea y en Canarias.

Las temperaturas serán en general moderadas para la época del año, por lo que la cota de nieve será significativa sólo en los sistemas montañosos del norte y noroeste de la Península.