Público
Público

Una ONG británica reinserta al 87% de los chicos conflictivos

El Gobierno concede una subvención de 15 millones de euros a Kids Company

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Camila Batmanghelidjh fundó, en 1996, Kids Company, una organización benéfica que cada año trata a 13.500 menores marginados o víctimas de abusos y negligencia familiar. Después de 13 años, la psicoterapeuta exhibe resultados que son la envidia de los servicios sociales de cualquier institución. Un estudio de la Universidad de Londres constata que un 87% de los menores tratados en Kids Company deja de delinquir; un 94% reduce o elimina la adicción a sustancias y un 95% mejora las relaciones sociales con las personas de su entorno.

El Gobierno británico les ha dado una subvención de 15 millones de euros. Y la Policía ve con admiración cómo en Peckham un barrio conflictivo situado al sur de Londres los jóvenes de bandas rivales se relacionan de manera pacífica en los centros de esta ONG modélica.

El secreto radica en atender a los chicos sin apenas recurrir a los medicamentos, sin violencia ni castigos. 'A nuestros jóvenes les trastorna y les traumatiza la falta de afecto, el abuso y el abandono', cuenta Batmanghelidjh, iraní de 44 años, para quien el abandono 'es la raíz de la herida psicológica'.

Y añade: 'El modelo de servicios sociales está obsoleto porque los problemas de ahora son distintos. Las drogas, el acceso a las armas o las bandas callejeras requieren otros medios de protección a menores'. Atacar la raíz, en lugar de los síntomas del problema, es, para Batmanghelidjh, la solución más eficaz.

'Necesitamos centros para estos menores que les permitan salir a explorar el mundo y regresar a la seguridad que no les ofrece su hogar. Necesitamos expertos para tratar los flash backs. No podemos borrar la memoria, pero sí controlarla', concluye esta experta.