Público
Público

ONG de EEUU ofrece pagar castración a adictos británicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una organización benéfica estadounidensese está ofreciendo a pagar 200 libras (unos 320 dólares) a losadictos británicos a las drogas o al alcohol para que seesterilicen... Y ya ha tenido su primer voluntario.

Pero la idea fue atacada en el Reino Unido al considerar queexplota a los vulnerables en su punto más bajo.

Project Prevention, que sigue un programa similar en EstadosUnidos ofreciendo a los adultos 300 dólares para usar controlesde natalidad permanentes o a largo plazo, aspira a reducir elnúmero de bebés nacidos con adicciones a las drogas o al alcoholcomo resultado de los hábitos de sus padres.

Barbara Harris, que formó la organización después de adoptara los niños de un adicto, se está ofreciendo para pagar a adictosen Londres, Glasgow, Bristol, Leicester y Gales que no quierentener hijos.

"Estoy muy enfadada por el daño que las drogas hacen a esosniños", declaró al programa Inside Out de la BBC. "No estoyobligando a la gente a esterilizarse. Les ofrezco una opción decontracepción pero la gente quiere centrarse en los extremos",añadió.

"Los trabajadores sociales y sus semejantes han hecho lomejor durante años y no está lo suficientemente bien. Yo estoyofreciendo algo diferente y pagar a los adictos para que seanresponsables", expresó Harris.

El proyecto, fundado con donaciones del público, ya ha tenidosu primer cliente británico, un adicto a la heroína de 38 añosque ha estado relacionado con las drogas desde los 12.

"Era algo sobre lo que había estado pensando durante muchotiempo", dijo el hombre, nombrado sólo como John, a la BBC. "Noseré capaz de ayudar a un niño: apenas puedo arreglármelas paraayudarme a mí mismo", agregó.

Pero la organización de ayuda contra las drogas y el alcoholAddaction, que estima que alrededor de 1,3 millones de niñosmenores de 16 años tienen un padre con un problema serio dedrogas o alcohol, criticaron la idea como "explotadora".

"Es un acercamiento a un adicto cuando está en su punto másbajo. No trata con adictos que ya son padres, ayuda a la gente arecuperarse, y no ofrece ninguna clase de solución positiva",dijo el presidente ejecutivo de Addaction, Simon Antrobus.

"También nos preocupa que el dinero que se está ofreciendotermine en manos de mediadores, ayudando a perpetuar un problemaque está afectando a las familias y a las comunidades en el ReinoUnido", manifestó Antrobus.