Público
Público

La ONU advierte que la producción alimentaria podría caer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El responsable de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas (FAO) advirtió el lunes de que la reciente caída en los precios de los alimentos podría desalentar la inversión a los agricultores y disminuir el abastecimiento en un mundo cada vez más hambriento.

El jefe de la FAO Jacques Diouf dijo en la Reunión de Alto Nivel de Seguridad Alimentaria (RANSA) en Madrid que las plantaciones podrían disminuir en la próxima campaña.

"Ello entrañaría una importante reducción de producción en 2009/10 y un aumento brusco de los precios que podría ser más fuerte que en 2007/08 si no resulta temperado por el efecto de la recesión económica sobre los ingresos", dijo Jacques Diouf en su discurso de apertura.

"Si a eso se añade la demanda creciente de producción agrícola para efectos de la bioenergía, es muy probable que los factores determinantes de la oferta y la demanda agraven los riesgos de la inseguridad alimentaria en los países en desarrollo", dijo.

Diouf indicó que aunque la producción mundial de cereal en 2008 registró un nivel récord de 2.245 millones de toneladas y podría fácilmente alcanzar la demanda estimada en la campaña 2008/09 de 2.198 millones, los stocks eran relativamente bajos.

Las existencias de cereal de 431 millones de toneladas solo cubren el 19,6% de la demanda, el nivel más bajo en 30 años.

La pasada cumbre de seguridad alimentaria de Roma comprometió 22.000 millones de dólares en ayuda alimentaria, una cifra muy alentadora, dijo Diouf, aunque se necesitan 30.000 millones de dólares para impulsar la producción agrícola en los países pobres.

La FAO estima que alrededor de mil millones de personas sufren de malnutrición, un número que aumentó en 40 millones en 2008.

A este paso, Diouf dijo que el objetivo del Milenio de Naciones Unidas de reducir a la mitad el hambre en el mundo para el 2015 está cada vez más lejos, incluso más allá del siglo XXI.

El ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, ha propuesto hoy que los países desarrollados destinen de manera obligatoria el 0,7 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) para ayuda humanitaria en 2012.