Público
Público

La ONU apuesta por seguir con la asistencia en Pakistán "sin miedo" a los ataques talibanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ONU dijo hoy que no hay razón para tener miedo a un ataque insurgente contra las organizaciones humanitarias en Pakistán y apostó por continuar con las tareas de asistencia a los millones de damnificados por las inundaciones.

"En la mayoría de los países donde trabajamos existen preocupaciones por la seguridad y hay medidas en marcha para reforzarla. Aquí ha habido ataques deliberados en el pasado. No tenemos razón para temer que esto ocurra durante las actividades de asistencia", aseguró el organismo multilateral en un comunicado.

Algunos medios se han hecho eco en los últimos días de posibles planes de la insurgencia talibán paquistaní para atentar contra extranjeros que están en Pakistán desempeñando labores humanitarias.

"Sería inhumano que nos atacasen a nosotros y a nuestro trabajo, algo que perjudicaría a millones de personas cuyas vidas nos esforzamos en salvar", subrayó la ONU.

Una fuente de los principales servicios secretos paquistaníes (ISI) consultada hoy por Efe restó trascendencia a la supuesta amenaza alegando que la mayor parte de las zonas afectadas, salvo el conflictivo noroeste, "no tienen un historial de atentados terroristas".

"Las agencias de seguridad y de inteligencia están en alerta y trabajando para evitar que se registren sucesos", agregó.

Pero muchos analistas creen que la crisis, que ha desviado la atención del Ejército de sus frentes militares, está sirviendo a ciertos grupos extremistas para reorganizarse, un extremo que la fuente de inteligencia evitó confirmar.

Mientras, en los tercios norte y central de Pakistán, el nivel de las aguas está descendiendo desde hace varios días, pero en las provincias de Baluchistán (suroeste) y sobre todo de Sindh (sureste) sigue la alerta máxima, según explicó hoy a Efe un portavoz de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres, Ahmad Kamal.

"Se están inundando nuevas zonas llanas en las últimas horas. Estamos evacuando a miles de personas", dijo Kamal, quien observó que las comunicaciones se han visto gravemente afectadas entre estas dos regiones meridionales, donde las aguas han causado daños a la infraestructura ferroviaria.

De acuerdo con la fuente, las autoridades, a través de la ONU, están ultimando acuerdos para recibir próximamente entre diez y quince helicópteros de países donantes tras haber realizado un llamamiento a la comunidad internacional.

Se calcula que unos 800.000 damnificados, especialmente en las partes septentrionales de Pakistán, son sólo accesibles a través del aire debido a la masiva destrucción de carreteras y puentes.

Las peores inundaciones de los últimos 80 años, que han anegado un 20 por ciento del territorio del país, han causado la muerte desde finales de julio de al menos 1.600 personas y han afectado a entre 15,5 y 20 millones.