Público
Público

La ONU condena el último lanzamiento de misiles de Pyongyang

El Consejo de Seguridad considera que representan una amenaza para la paz internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha condenado el lanzamiento de siete misiles efectuado el pasado sábado por Corea del Norte, a la que acusó de representar con sus acciones una amenaza para la paz y la seguridad internacional.

'El Consejo de Seguridad condena y expresa su profunda preocupación por el lanzamiento de los misiles, que constituye una violación de las resoluciones del Consejo, y representa una amenaza para la seguridad regional e internacional', dijo en una declaración el presidente de turno del órgano, el embajador ugandés Ruhakana Rugunda.

El documento leído por Rugunda, y consensuado durante una reunión de carácter urgente por los quince miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, recuerda al país asiático la obligación de cumplir en su totalidad con las resoluciones de Naciones Unidas.

Insta además a todas las partes implicadas a evitar acciones que puedan agravar las tensiones y resalta la importancia de hacer cumplir las dos rondas de sanciones que pesan sobre Pyongyang por sus pasados ensayos nucleares.

También expresa el compromiso de sus quince miembros con una solución pacífica, diplomática y política a la situación causada por las acciones de Corea del Norte. 'El texto hace una clara referencia a que (los lanzamientos) son una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad', subrayó Rugunda después de leer la declaración.

La reunión de hoy fue convocada a petición del Gobierno de Japón, que, junto a Corea del Sur, ve cada vez con mayor preocupación el comportamiento del régimen de Kim Jong-il.

El embajador de Tokio ante la ONU, Yukio Takasu, señaló que el texto adoptado por el máximo órgano de la ONU en materia de seguridad alude claramente al incumplimiento por parte de los norcoreanos de sus obligaciones internacionales.

'Los miembros del Consejo estamos de acuerdo en que esta situación es inaceptable', agregó a la salida de la reunión. Corea del Norte disparó el sábado pasado al menos siete misiles balísticos con un alcance de hasta 500 kilómetros, todos ellos desde su costa oriental y dirigidos al mar de Japón (mar del Este).

Según la prensa surcoreana, tres de los cohetes eran los nuevos Scud ER, con un alcance de 1.000 kilómetros y capaces de llegar hasta Japón.