Público
Público

La ONU condena el nuevo bombardeo israelí de un colegio en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un portavoz de la agencia de la ONU para el socorro a los refugiados, UNRWA, condenó hoy el bombardeo israelí que alcanzó un colegio regentado por esa agencia en el norte de Gaza y que ha dejado dos menores muertos y 14 heridos.

El ataque ocurrió a primera hora de la mañana en la localidad de Beit Lahia, en el norte de la franja de Gaza.

Pese a que en un momento se informó de que se habían producido seis víctimas mortales en el incidente, el funcionario de la ONU, Francesc Claret, explicó a Efe en conversación telefónica que, de momento, la agencia ha podido confirmar sobre el terreno en Gaza la muerte de dos hermanos de 5 y 7 años.

Entre los catorce heridos se encuentra la madre de los fallecidos, que se encuentra en situación muy grave, según fuentes sanitarias.

"Se está investigando lo ocurrido pero se baraja que han caído cuatro bombas de fósforo blanco, dos dentro del patio de la escuela, una ha alcanzado una de las paredes del edificio y otra impactó a veinte metros del centro educativo", refirió la fuente.

El portavoz agregó que en ese momento se refugiaban en el colegio unas 1.600 personas y que cuando se procedió a la evacuación del centro, "otra bomba explosiva impactó directamente en el tercer piso de la escuela".

Claret precisó que todos los lesionados en el ataque revisten heridas graves.

"Vamos a exigir una investigación oficial sobre este ataque, que se produce después de las disculpas del pasado jueves, cuando se nos aseguró que no se volverían a repetir incidentes como el bombardeo contra la sede central de la UNRWA en la ciudad de Gaza", denunció.

El portavoz se refería al ataque israelí que acabó provocando un incendió en la central de esa agencia, en el que se quemaron toneladas de ayuda humanitaria y combustible.

La de hoy es la instalación número 48 perteneciente a la ONU que es blanco del fuego israelí en las más de tres semanas que dura la ofensiva militar "Plomo Fundido" en la franja, en la que han muerto más de 1.160 palestinos y 5.000 han resultado heridos.