Público
Público

La ONU espera que el Polisario y Marruecos inicien unas negociaciones "más serias"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El enviado especial de la ONU para el Sahara Occidental, Christopher Ross, espera que Marruecos y el Frente Polisario aprovechen el impulso de la Primavera Árabe y otros acontecimientos en la región para iniciar pronto negociaciones "más serias" para solucionar el conflicto que los enfrenta.

"Los recientes acontecimientos pueden animar a las partes a iniciar un proceso de negociación más serio", señaló Ross en unas declaraciones distribuidas hoy por la ONU, en las que también subrayó que es inaceptable que los refugiados saharauis vivan todavía "en condiciones miserables" tras 37 años de conflicto.

El enviado especial de las Naciones Unidas considera que tanto los efectos de la Primavera Árabe, como los procesos electorales abiertos en distintos países de la región o "los signos de fatiga entre la población más joven", pueden impulsar las estancadas negociaciones entre Marruecos y el Polisario.

"Los recientes acontecimientos podrían llevar a las partes a mostrar un compromiso más sustantivo y a los actores regionales e internacionales claves a mostrarse más activos en la búsqueda de una solución", indicó Ross, quien insistió que la ONU seguirá con sus "esfuerzos por promover un auténtico proceso de negociación".

A finales del pasado julio, Marruecos y el Frente Polisario concluyeron en Nueva York su octava ronda de conversaciones informales sobre el futuro del Sahara Occidental en la que quedó patente una imposibilidad para acercar posturas sobre el conflicto, mientras que se espera que próximamente la ONU anuncie una nueva ronda de contactos también en esta ciudad estadounidense.

En sus declaraciones, Ross culpó a ambas partes de "mantener posiciones que son mutuamente excluyentes" y lamentó que ni Marruecos ni el Polisario se han mostrado dispuestos "a ceder una pulgada" en sus posturas.

"El Polisario insiste en que el estatuto final del Sahara Occidental deber ser decidido por su pueblo y Marruecos insiste en que la única solución posible es la autonomía bajo soberanía marroquí", explicó el diplomático, que subrayó que una solución al conflicto es urgente "desde hace mucho tiempo".

Ross lamentó que ese alejamiento en las posturas tiene una factura humanitaria considerable, ya que, según dijo, es inaceptable que tras los 37 años que dura el conflicto los refugiados saharauis sigan viviendo "en condiciones miserables debido a una disputa política".

El enviado especial de la ONU responsabilizó de la situación que atraviesan los refugiados saharauis a "la batalla sinfín" en que Marruecos y el Polisario se encuentran enfrentados "sobre el terreno, en la mesa de negociación y en los foros internacionales".

"Jamás se debería perder de vista a los seres humanos que se encuentran atrapados por este conflicto", destacó Ross, quien lamentó además que la comunidad internacional parezca prestar menos atención al conflicto saharaui "debido a los asuntos urgentes" a los que se enfrenta el mundo y a "la ausencia de una crisis inminente" en la excolonia española.

Marruecos, que ocupó el Sahara Occidental en 1975, sostiene que la autonomía para la zona dentro de su Estado es la única salida viable para el conflicto, mientras que el Polisario apuesta por un referéndum en el que los saharauis puedan votar por la independencia.