Publicado: 05.02.2014 11:57 |Actualizado: 05.02.2014 11:57

La ONU exige al Vaticano que ponga a los pederastas ante la Justicia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño ha acusado al Vaticano de tapar los abusos sexuales contra menores por parte de sacerdotes y ha pedido el cese "inmediato" de cualquier sospechoso para que sea puesto ante las autoridades civiles. Además, insta a la Santa Sede a entregar todos los archivos y documentos sobre las decenas de miles de casos de pederastia a fin de que los que "ocultan sus crímenes" puedan ser considerados responsables. 

En un informe sin precedentes sobre el cumplimiento de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, el organismo internacional asegura que el Vaticano no tomó "las medidas necesarias" para proteger a los menores ni poner fin a los miles de casos de abuso sexual a menores. El contundente texto supone la mayor crítica hecha hasta ahora por parte de un organismo internacional, que pone el dedo directamente sobre la cabeza de la más alta jerarquía eclesiástica.

"El Comité está gravemente preocupado por que la Santa Sede no haya reconocido la gravedad de los crímenes cometidos, no haya tomado las medidas necesarias para hacer frente a los casos de abuso sexual infantil y para proteger a los niños, y haya adoptado políticas que han dado lugar a la continuación de los abusos y la impunidad de los perpetradores", dice el informe.

La ONU acusa a la Santa Sede, además,  de haber privilegiado "sistemáticamente" la reputación de la Iglesia Católica por encima de la protección a los menores.

"Los abusadores han sido trasladados de parroquia en parroquia o a otros países en un intento de encubrir estos crímentes", agrega. "Debido a una ley del silencio impuesta a los miembros del clero bajo pena de excomunión, los casos de abusos casi nunca han sido reportados a las autoridades policiales de los países en los que se produjeron dichos crímenes".

Al ser preguntado por el informe, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha asegurado que la Santa Sede afronta los casos de pederastia en la Iglesia con una "exigencia de transparencia". Prueba de ello, ha añadido, es que en los próximos "días o semanas" explicará el funcionamiento de la comisión que se ha creado para prevenirlos.

En una sesión pública celebrada el mes pasado, el Comité de la ONU instó a los delegados del Vaticano a que revelaran el alcance de los abusos sexuales perpetrados durante décadas, que el propio papa Francisco calificó como "la vergüenza de la Iglesia".  Los delegados negaron las acusaciones de encubrimiento por parte del Vaticano y alegaron que se habían fijado directrices claras para proteger a los niños de los sacerdotes pederastas.