Público
Público

ONU insta a ciudades a edificar contemplando desastres naturales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las ciudades de todo el mundo debenmejorar su inversión y planificación para salvar vidas y reducirel costo de la recuperación de los desastres naturales, que estánen aumento, dijo el miércoles una funcionaria de la ONU.

En tanto, las compañías y las instituciones financierasinternacionales deben sumarse a un esfuerzo mundial por eliminaro al menos reducir el impacto de las inundaciones, tormentas ysismos, indicó Margareta Wahlstrom.

"La planificación urbana de hoy exige previsión y mucha másatención al riesgo de desastres", señaló en una conferencia deprensa por el Día Internacional de la Reducción de Desastres.

"Las casas, escuelas y hospitales construidos deficientementeen planicies aluviales, fallas sísmicas o a lo largo de frágilespendientes exponen a millones de personas a desastres que puedenevitarse", agregó.

Wahlstrom, representante especial del área para el secretariogeneral de la ONU Ban Ki-moon, dijo que, con el calentamientoglobal, la cantidad de desastres está en aumento. "Su costo estátrepando dramáticamente año a año", sostuvo.

Desde enero hasta fines de septiembre de este año seprodujeron alrededor de 235 desastres naturales en todo el mundo,en los que murieron más de 236.000 personas y más de 256 millonesresultaron afectadas, dijo la especialista sueca en rescatehumanitario.

Estos eventos, manifestó, causaron estimativamente 81.000millones de dólares en pérdidas de infraestructura y propiedad auna mayoría de países pobres. Menos de un tercio de ese costo fuecubierto por las aseguradores, de acuerdo a cifras de laindustria.

A medida que crecen las ciudades, sobre todo aquellasubicadas en llanuras costeras y cerca de áreas montañosas,aumenta el potencial de grandes catástrofes. Para el año 2030, el60 por ciento de la población mundial estará viviendo en centrosurbanos, principalmente en áreas pobres y vulnerables.

La representante señaló los sismos registrados este año enHaití, Chile y Nueva Zelanda como ejemplos de cómo laplanificación avanzada, las estrictas regulaciones edilicias ylas reglas sobre el uso de la tierra pueden salvar vidas yreducir la destrucción de servicios como hospitales y escuelas.

En Chile, un sismo de magnitud 8,8 causó la muerte de una decada 595 personas afectadas. En cambio, el terremoto en Haití,que fue 500 veces menor poderoso, provocó un fallecido entre cada15 damnificados, dijo Wahlstrom.

En Christchurch, una ciudad cerca del epicentro del sismo enNueva Zelanda que tiene estrictas regulaciones edilicias yservicios de emergencia bien desarrollados, no se registró ningúnmuerto, agregó.