Público
Público

La ONU insta a intensificar los esfuerzos para lograr la paz en Darfur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El responsable de la misión de la ONU en Darfur, Ibrahim Gambari, subrayó hoy la necesidad de intensificar los esfuerzos para llegar cuanto antes a un acuerdo global de paz en esa región sudanesa.

"El imperativo de la paz es ahora mismo, pues el pueblo de Darfur ha sufrido ya demasiado y muy profundamente", dijo Gambari al Consejo de Seguridad de la ONU, que la próxima semana votará una resolución para ampliar el mandato de la misión conjunta de paz de la Naciones Unidas y la Unión Africana en Darfur (UNAMID).

Gambari se refirió igualmente a uno de los problemas de la región, que es el de los recursos hídricos, para señalar que su buen manejo contribuirá a la paz y estabilidad de la zona.

"En Darfur, una de las raíces del conflicto es justamente el agua. Tanto la disponibilidad como la administración, así como el criterio de justicia con el que se distribuye para quienes más la necesitan", señaló.

El responsable de la ONU destacó que durante la reciente Conferencia Internacional sobre Agua y Paz Duradera en Jartum, se aprobaron 65 proyectos dotados con fondos por valor de 500 millones de dólares para el servicio de agua en esta región sudanesa.

Igualmente se refirió a que la independencia de Sudán del Sur, que quedó proclamada el pasado 9 de julio, ha tenido un tremendo impacto en los habitantes de esa región sudanesa noroccidental.

Gambari señaló que "urgiría al Gobierno a que hiciera ahora las concesiones necesarias para mantener el resto de Sudán unido".

Consideró que ello "significa un compromiso con la descentralización y repartición del poder, la distribución de la riqueza, el cese de hostilidades, especialmente si uno o más movimientos armados cumplen el reciente acuerdo de paz".

"Creo que el momento de hacer todo esto es ahora", subrayó el jefe de la Misión de la ONU, que también se refirió a que la pasada semana el Gobierno de Sudán y el grupo rebelde Movimiento Libertad y Justicia (MLJ) acordaron y adoptaron el "Documento de Doha para la Paz en Darfur".

Ese documento, adoptado en mayo pasado en durante una conferencia en la capital catarí, proporciona la base para alcanzar un acuerdo de paz global y el cese el fuego en Darfur.

Gambari indicó que la firma de ese documento por ambas partes "representa un importante paso hacia delante en la búsqueda de la paz y la estabilidad de Darfur", al tiempo que apuntó los muchos retos que tienen por delante en ese conflicto el gobierno sudanés y los grupos armados como el Movimiento Justicia e Igualdad, el Ejército de Liberación de Sudán/Abdul Wahid y el Ejército de Liberación de Sudán/Minni Minawi.

Desde que estalló en 2003 estalló en Darfur el conflicto entre fuerzas gubernamentales y milicias armadas han muerto unas 300.000 personas, según datos de la ONU, que estima que se han originado otros 2,7 millones de desplazados, de los que 1,8 millones están en esa región todavía.

La mayoría de esas personas no pueden volver a sus hogares y viven en campamentos inseguros y en los que cuentan con servicios sociales, sanitarios y de educación que son mínimos.

"Darfur no puede ser olvidado", pidió Gambari, que señaló que ahora que "el mundo celebra la independencia de Sudán del Sur, habría que celebrar el fin del conflicto de Darfur y que su gente pueda tener una vida normal, y que esos 1,8 millones de desplazados puedan volver a sus hogares".