Público
Público

La ONU pide la cobertura sanitaria universal para controlar la malaria antes de 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, demandó hoy una cobertura sanitaria universal para controlar antes de 2010 la malaria, que cada año mata a un millón de personas y es endémica en 107 países del mundo, al celebrar el primer día mundial contra esa enfermedad.

"En los últimos años varios países africanos han hecho avances destacados en la lucha contra la malaria, pero la mayoría de los países está lejos del objetivo de erradicarla y de revertir la incidencia de esa enfermedad", dijo Ban en un comunicado de prensa.

La malaria es una enfermedad que se puede prevenir y que mata cada año a un millón de personas en el mundo, sobre todo niños y mujeres embarazadas y en África más que en cualquier otra región del mundo.

"A medida que avanzamos hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio (fijados para 2015 y con la meta de reducir a la mitad la pobreza y erradicar algunas enfermedades como la malaria), se necesita desesperadamente aumentar los esfuerzos para acabar con la malaria", añadió el máximo responsable de la ONU.

Ban, que se encuentra de viaje en Europa y hoy visita las instalaciones de Naciones Unidas en Viena, indicó que se pueden poner en práctica un conjunto de medidas para lograr el control de la enfermedad a fines de 2010.

Entre ellas enumeró la distribución entre toda la población en riesgo de mosquiteras impregnadas con insecticidas, aumentar los centros sanitarios públicos para proporcionar diagnósticos y tratamientos adecuados y poner en marcha terapias preventivas intermitentes para las mujeres embarazadas.

En una rueda de prensa hoy en Naciones Unidas, el enviado especial para la lucha contra la malaria, Ray Chambers, dijo que son 600 millones las personas que se pueden infectar en África subsahariana.

Además, la enfermedad tiene unos elevados costes, sobre todo por sus repercusiones en la productividad y el empleo de los países, apuntó.

"Nos quedan 977 días hasta el 31 de diciembre de 2010, y hay que actuar rápido", indicó Chambers, quien subrayó: "Ahora disponemos de los recursos, del conocimiento y, creo que también, de la determinación para lograr ese objetivo".

El enviado especial de Ban explicó que no se apela a la erradicación de la malaria en los próximos dos años, ya que para ello se necesitan vacunas, y "el desafío es para varios años más".

Por su parte, la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, afirmó en esa misma conferencia de prensa que la malaria "es una enfermedad muy tenaz, que necesita de muchos recursos".

Naciones Unidas ha evaluado en 3.400 millones de dólares el coste del control global de la enfermedad en 2010, lo que supondría que el 80 por ciento de la población en riesgo utilice mosquiteras y que los nuevos casos sean tratados en 48 horas.

Chan destacó que ahora "hay compromiso político" para enfrentar el problema, al tiempo que admitió que hasta ahora han "fracasado en llegar hasta los más pobres entre los pobres".

"Es un momento de optimismo. La malaria derrotó a la comunidad internacional hace ya muchos años y no podemos permitir que pase de nuevo", aseveró.

Por su parte, la directora ejecutiva del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), Ann Veneman, dijo a través de un comunicado que la malaria "es curable y se puede prevenir. Es una enfermedad que se puede controlar aumentando el uso de las mosquiteras", entre otras medidas.

En los últimos años los recursos para atacar esa enfermedad han aumentado como resultado de la cooperación entre el Fondo de la ONU para la lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, Unicef y el Banco Mundial (BM), a los que se ha sumado la iniciativa de EE.UU. contra la malaria y para la que su Gobierno dispone de recursos.

En la actualidad, la mayoría de los países africanos utilizan la terapia recomendada por la OMS, denominada ACT (Asociación Terapéutica a base de Artemisinina), más otros fármacos contra esa enfermedad para evitar que pueda causar resistencia, recordó Chan.