Público
Público

La ONU pide a España mejorar la atención a los niños extranjeros y los contenidos de televisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ONU pidió hoy a España que mejore las condiciones en que son acogidos o deportados los menores extranjeros no acompañados, y que vele porque los contenidos televisivos sean adecuados para los niños en los horarios dedicados a ellos.

Estas son algunas de las recomendaciones que los expertos del Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño incluyen en su informe sobre España, que fue difundido hoy en Ginebra y en el que también se pide que se aumente de 14 a 16 años la edad en que se puede autorizar excepcionalmente el matrimonio de menores.

El Comité da la bienvenida a la Ley reguladora del Asilo y de la Protección subsidiaria, de octubre de 2009, que se refiere a las circunstancias especiales de los menores extranjeros no acompañados y que requieren de protección internacional.

Pero constata que dicha ley sólo prevé el derecho de solicitar esa protección para los menores no acompañados de países fuera de la UE y apátridas, "excluyendo a los niños ciudadanos de la UE de dicho derecho a asilo".

Por tanto, el mencionado comité de la ONU recomienda a España que "amplíe el alcance de la ley de Asilo, de acuerdo con los estándares internacionales, para garantizar que todos los niños puedan gozar de la adecuada protección independientemente de su nacionalidad".

Aunque los expertos constatan que las repatriaciones de menores no acompañados han descendido en los últimos años, se dicen preocupados por algunas cuestiones.

Entre ellas, citan ciertas deportaciones sin las necesarias garantías (sin acceso a abogado, sin servicios de interpretación etc), o en los casos de los menores marroquíes por el hecho de que sean entregados a las autoridades fronterizas y no a los servicios sociales de su país de origen, lo que les pone en peligro de "ser víctimas de abuso o detención por parte de las fuerzas de seguridad" de su país de origen.

Recomiendan que se coordine con Marruecos respecto a esas deportaciones, o que se proporcione a los menores no acompañados toda la información sobre sus derechos bajo la ley española e internacional, entre ellos el de pedir asilo.

También piden al Gobierno que "se ocupe del asunto de la calidad de las condiciones en los centros de acogida en las islas Canarias".

Respecto a los contenidos televisivos, el Comité se muestra satisfecho por la adopción, en marzo pasado, de la Ley sobre Comunicación Audiovisual, que restringe los contenidos que puedan causar daños físicos, psíquicos o morales en los niños, así como por la existencia del Código de Autorregulación sobre los Contenidos de Televisiones e Infancia).

Pero el Comité de la ONU se dice preocupado porque a pesar de esos esfuerzos "las televisiones pública y privadas no presentan suficientes programas dirigidos a los niños en las horas de horario infantil, y en cambio incluyen contenidos que a veces pueden ser negativos para el desarrollo de los niños".

En ese sentido, los expertos recomiendan a España que garantice que "la televisión pública tome la iniciativa y el liderazgo para crear una programación responsable durante las horas que más la ven los niños, dando prioridad al desarrollo del niño y no al beneficio económico".

Piden al Gobierno que anime a las empresas que operan en el sector de Internet a que adopten códigos de conducta adecuados, y a que impulsen el aprendizaje de cómo navegar con seguridad en la red.

Por otra parte, el Comité se muestra "preocupado" por el hecho de que, si bien la edad legal en España para contraer matrimonio es de 18 años, el juez puede autorizar matrimonios desde los 14 años en circunstancias excepcionales.

Por ello, recomienda que España revise su legislación para elevar a 16 años la edad en que pueden autorizarse esos matrimonios, y "sólo en casos excepcionales".

El Comité da, por otra parte "altamente la bienvenida" a la modificación legal en el Código Civil por la que se eliminó la mención de que los padres podían corregir razonable y moderadamente a sus hijos, y saluda la campaña de sensibilización "Corregir no es pegar", pero señala su preocupación porque "el castigo corporal, especialmente en la casa, sigue estando socialmente aceptado".

En otro punto, los expertos recomiendan a España que se intensifiquen los esfuerzos para dar asistencia apropiada a las familias en situaciones de crisis debido a la pobreza, la falta de una vivienda adecuada o por separación.

Para ello recomienda que se fortalezca el sistema de beneficios especialmente a las familias monoparentales o a las familias con los padres desempleados.