Público
Público

La ONU pide que una mujer salvadoreña con riesgo de muerte y un feto sin cerebro pueda abortar

Se trata de una práctica totalmente prohibida y penada en El Salvador desde 1998, sin excepciones. "Beatriz" padece lupus e insuficiencia renal. La arzobispo de la capital  teme que el caso de "Beatriz" sea "la puer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de expertos en derechos humanos de la ONU ha solicitado hoy al Gobierno de El Salvador que facilite la interrupción del embarazo de una mujer de 22 años 'que ha sido diagnosticada con alto riesgo de muerte relacionado con la gestación'.

'Beatriz', nombre ficticio con el que se le identifica, interpuso la semana pasada ante la Corte Suprema de Justicia un recurso de amparo para poder abortar, debido a que padece lupus e insuficiencia renal y el feto que hay en el interior de su cuerpo es anencefálico, es decir, no tiene cerebro. El recurso, fue admitido el miércoles por la Corte, que pidió al Ministerio de Saludun informe sobre el caso para dar una resolución final. 

El aborto está totalmente prohibido y penalizado en El Salvador. Grupos feministas, instituciones públicas locales y organismos internacionales se han pronunciado a favor de que se permita a la joven abortar, pues consideran que su vida corre peligro y que la del niño no es viable, posición que condenan sectores conservadores. El debate sobre el aborto en El Salvador se ha reavivado por la petición de la joven de interrumpir su embarazo porque padece diversas enfermedades. La Iglesia católica salvadoreña teme que el caso de 'Beatriz' sea 'la puerta' para legalizar el aborto en el país, palabras del arzobispo de la capital salvadoreña, José Luis Escobar, que ha recogido EFE.

El pasado 18 de abril, el coordinador de la ONU en El Salvador, Roberto Valent, declaraba a periodistas que el 'Sistema de las Naciones Unidas (...) hace un llamamiento a las autoridades competentes a tomar las medidas necesarias a la brevedad posible para proteger el derecho a la vida' de la joven. Ella 'sufre de una enfermedad grave y crónica que se deteriora con la progresión de su actual embarazo, con alto riesgo de muerte y que se encuentra gestando un feto con anencefalia, anomalía incompatible con la vida extrauterina', agregó.

La ministra salvadoreña de Salud, María Isabel Rodríguez, aseguró entonces que la condición de la joven 'no es broma', ya que está en 'peligro de muerte', y que a medida transcurre su embarazo 'la insuficiencia renal que ella tiene va a avanzar'. Señaló que en el Ministerio de Salud 'están listos' para interrumpir el embarazo, pero que deben tener la autorización legal, ya que en el país el aborto es prohibido en todas sus formas.

El procurador de los Derechos Humanos, Óscar Luna, también respaldó la pasada semana la interrupción del embarazo de 'Beatriz'. 'Hay que respetar el derecho a la vida de la madre, frente al derecho que tiene el bebé que estaría por nacer, pero que por los diagnósticos médicos, por los dictámenes médicos, se sabe que el feto al nacer no tiene posibilidades de vida', indicó Luna a periodistas. 'Este caso debe sentar una base, un precedente, para poder hacerle una revisión a la legislación penal' sobre el aborto, agregó, al tiempo que aclaró que deberá ser 'una revisión muy mesurada, no precipitada'.

'Instamos al Gobierno a que adopte todas las medidas necesarias para garantizar la protección y el pleno disfrute del derecho a la vida, y al más alto nivel posible de salud de Beatriz, de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos', dijo el experto de la ONU sobre el derecho a la Salud, Anand Grover. 'Beatriz adolece de una serie de problemas de salud que ponen en riesgo su vida durante el embarazo y necesita urgentemente un tratamiento médico para interrumpirlo y salvar su vida', dijeron los relatores de la ONU en una declaración pública conjunta.

Por su parte, los relatores contra la tortura, Juan Méndez; la violencia, Rashida Manjoo; y la discriminación contra las mujeres, Kamala Chandrakirana; recalcaron que se ha confirmado que el feto no tiene posibilidad de sobrevivir fuera del útero. 'Esta situación de incertidumbre ha extendido el sufrimiento de Beatriz, quien tiene pleno conocimiento del estado de salud del feto y el riesgo de muerte que ella misma enfrenta, sometiéndole a vivir una situación cruel, inhumana y degradante', subrayaron los expertos.

Por otra parte, subrayaron que este caso demuestra la necesidad de lanzar un diálogo nacional sobre la legislación del aborto, 'a fin de considerar la introducción de excepciones a la prohibición general, sobre todo en casos de aborto terapéutico y de embarazos resultantes de violación o incesto'.

La no gubernamental Red Familia, que dice aglutinar a unas 50 organizaciones, rechazó en un comunicado que se le practique el aborto a 'Beatriz' y denunció que la joven está siendo utilizada para lograr nuevamente la legalización de esta práctica en el país.

Antes de 1997 el aborto era criminalizado en El Salvador, pero existían tres excepciones: el ético, el terapéutico y el eugenésico, pero en 1998 se penalizó en todas sus formas.

El Salvador es uno de los cinco países de Latinoamérica, junto a Nicaragua, Honduras, República Dominicana y Chile, que prohíben el aborto de manera absoluta.