Público
Público

La ONU pondrá fin al régimen de sanciones impuesto al Irak de Sadam Husein

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Seguridad de la ONU pondrá fin el miércoles a las sanciones aún vigentes, de las que se impusieron al régimen de Sadam Husein tras la invasión iraquí de Kuwait en 1990, informaron hoy fuentes diplomáticas estadounidenses.

El vicepresidente de EE.UU, Joe Biden, presidirá la reunión del máximo órgano de seguridad internacional en la que se espera adoptar tres proyectos de resolución que desmantelan el entramado de obligaciones que todavía pesa sobre Irak.

Además, está previsto que se lea una declaración de los quince miembros del Consejo en la que se reconoce que "la situación en Irak es muy diferente a cuando se adoptaron estas sanciones en los años noventa", explicaron las mismas fuentes.

El primer proyecto de resolución pondrá fin a las sanciones impuestas en 1991 para impedir que el régimen iraquí reconstruyera su programa de armas químicas, biológicas y nucleares después de su expulsión de Kuwait a manos de una coalición internacional encabezada por EE.UU.

El segundo documento cerrará los remanentes del polémico programa "Petróleo por Alimentos" que permitió al Gobierno de Bagdad comprar miles de millones de dólares en alimentos y medicinas entre 1996 y 2003 para aliviar el sufrimiento de la población iraquí a causa del embargo comercial impuesto al país.

Asimismo, el tercer proyecto de resolución decretará el cierre en seis meses del Fondo para el Desarrollo de Irak que se estableció tras la invasión de 2003 para gestionar la riqueza petrolera del país.

El Consejo de Seguridad adoptó las resoluciones originales bajo el Capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas, que se invocó para aprobar la intervención de la coalición en la liberación de Kuwait y presionar al régimen de Sadam Husein.

El actual Gobierno iraquí informó el pasado julio al Consejo de las medidas que ha puesto en práctica para resolver los asuntos pendientes de la era de Sadam Husein y reiteró su intención de firmar un protocolo del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) que autorice la exhaustiva inspección de sus instalaciones.

En caso de que se adopten las tres resoluciones, las únicas sanciones que permanecerán en pie son las relacionadas con familiares del difunto dictador iraquí que permanecen en paradero desconocido.

Aunque se desmantele el Fondo para el Desarrollo de Irak, se mantendrá la obligación de destinar un 5% de los ingresos petroleros iraquíes a un fondo de compensación para las víctimas de la invasión de Kuwait.

Tras pagar cerca de 30.000 millones de dólares hasta la fecha, el actual Gobierno iraquí ha pedido que se levante esa sanción, pero el Gobierno kuwaití se niega por considerar que todavía no ha recibido el nivel de compensaciones adecuado.