Público
Público

La ONU respalda la mediación europea en un nuevo diálogo entre Serbia y Kosovo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Asamblea General de la ONU adoptó ayer una resolución que respalda una posible mediación europea para abrir un nuevo diálogo entre Serbia y Kosovo, tras el dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) favorable a la declaración unilateral de independencia del territorio.

El documento adoptado por los 192 miembros de Naciones Unidas acusa el recibo de la opinión del tribunal internacional que este mismo foro había solicitado en 2008 a petición de Belgrado.

Asimismo, da la bienvenida a la disposición de la Unión Europea (UE) de facilitar un proceso de diálogo entre las partes, que sea un factor para lograr la paz, la seguridad y la estabilidad en la región.

Las nuevas negociaciones "servirán para promover la cooperación, alcanzar el progreso (de las partes) en el camino hacia la Unión Europea y mejorar la vida de los pueblos" de los Balcanes.

La adopción del documento fue posible tras el acuerdo anunciado ayer en Belgrado entre el presidente serbio, Boris Tadic, y la responsable de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton.

El nuevo texto consensuado rebajó el tono del proyecto de resolución serbio propuesto el pasado 28 de julio, que pedía el respaldo de la Asamblea General a una salida dialogada del problema de Kosovo y reiteraba la negativa a reconocer la soberanía de la provincia.

"Conseguimos alcanzar un consenso, al asegurar que la resolución se mantiene neutral respeto a la situación del estatus", explicó en su intervención el ministro de Exteriores de Serbia, Vuk Jeremic, quien reiteró que su país, de todas maneras, no reconocerá la independencia de su antigua provincia.

Asimismo, expresó el deseo de que la adopción del documento "ayude a crear una atmósfera que conduzca a una paz integral y firme entre serbios y albaneses, alcanzada mediante el diálogo".

Por su parte, la embajadora adjunta de EE.UU., Rosemary Di Carlo, resaltó que la resolución se ajusta a la opinión del tribunal internacional sobre la legitimidad de la independencia kosovar.

"Ahora es el momento de mirar hacia adelante, y de que Serbia y Kosovo abran una nueva fase en sus relaciones centrada en un futuro común dentro de la Unión Europea", agregó.

De todas maneras, la reunión no estuvo exenta de tensiones después de que las protestas de Serbia por la presencia en la sala de una representación del Gobierno de Pristina encabezada por su presidente, Fatmir Sejdiu, retrasara más de dos horas y media el inicio de la sesión.

Finalmente, tras intensas discusiones entre los embajadores, el presidente de la Asamblea, Ali Treki, explicó a pregunta de la delegación serbia que los representantes de Pristina estaban presentes en calidad de invitados de Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y EE.UU.

La resolución adoptada hoy se enmarca en la intensa actividad diplomática serbia, tras el duro revés de la opinión de la CIJ, para prevenir nuevos reconocimientos de la independencia de Kosovo.

Los magistrados del tribunal internacional afirmaron el pasado julio que la declaración unilateral de independencia de Kosovo en febrero de 2008, "no violó el derecho internacional".

Hasta ahora, 70 países, entre ellos EE.UU. y la mayoría de socios de la UE, han dado su apoyo a la soberanía kosovar, mientras que naciones como España, Rusia, China, Brasil e India se han negado a hacerlo.