Público
Público

La ONU hace el vacío al Gobierno de Micheletti

El Consejo de Seguridad rechaza una carta de los golpistas, que reanudan hoy el diálogo en Costa Rica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En vísperas de una nueva ronda de diálogo en Costa Rica entre los representantes del presidente Manuel Zelaya y los del Gobierno de facto de Roberto Micheletti, la ONU mostró este viernes de nuevo su rechazo al Ejecutivo salido del golpe del 28 de junio.

Fuentes del Consejo de Seguridad indicaron que se hará caso omiso de la carta que el Gobierno de facto le envió esta semana para pedir su intervención ante lo que considera 'amenazas y actos de provocación' contra las nuevas autoridades de Tegucigalpa por parte del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

'El Consejo solamente recibe correspondencia de gobiernos y organizaciones que reconoce', apuntaron a Efe fuentes del Consejo, que subrayaron que la misiva no será tenida en cuenta por provenir de un Gobierno que consideran ilegítimo.

Mientras, el Frente Nacional Contra el Golpe de Estado, que respalda al presidente Zelaya, espera que la segunda ronda del diálogo que comienza hoy en Costa Rica, con la mediación del presidente Óscar Arias, llegue a una solución que ponga punto final al Gobierno surgido del golpe.

Después de 20 días de manifestaciones en calles y carreteras, la resistencia y la delegación negociadora nombrada por Zelaya son optimistas, después de escuchar la propuesta presentada por Arias.

El presidente costarricense y Nobel de la Paz (1987) adelantó que en la segunda jornada de diálogo él propondrá, entre otras opciones, un 'Gobierno de reconciliación presidido por Manuel Zelaya' y la aplicación de amnistías políticas a los golpistas.

Israel Salinas, uno de los integrantes de la comisión del presidente Zelaya en la primera ronda, dijo a Público que el anuncio de Arias es 'una buena señal'. 'Esperamos que los golpistas cumplan la palabra y acepten la propuesta de Costa Rica', dijo Salinas.

Otros delegados temen que Micheletti tire por la borda el proceso de diálogo. 'Los golpistas podrían hacer caso omiso a los resultados del diálogo si nos les favorecen', dijo Silvia Ayala, otra integrante de la delegación de Zelaya.

La resistencia popular mantiene bloqueadas las carreteras que conectan a Honduras con Guatemala, El Salvador y Nicaragua. En el norte, unos 10.000 seguidores de Zelaya obstruyeron el paso de centenares de camiones. En Tegucigalpa, unas 12.000 personas interrumpieron el transporte hacia San Pedro Sula. 'No nos vencerán. Estaremos en las carreteras hasta que reinstauren al presidente', dijo a Público Lorena Zelaya, dirigente del Bloque Popular.