Público
Público

Opel apremia a llevar a cabo los recortes

Figueruelas opta a fabricar el Combo y un coche eléctrico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección de General Motors en Europa apremió este lunes a los sindicatos a llevar a cabo el plan de reestructuración, que conllevaría el cierre de la fábrica de Amberes y 8.300 despidos, 900 de ellos en la planta de Figueruelas (Zaragoza). A éstos se sumarán 2.000 más que la empresa asegura que ya ha pactado con empleados próximos a la jubilación, lo que enervó a las centrales. La compañía presentó su proyecto industrial al Foro Europeo de Trabajadores en Rüsselsheim (Alemania), que incluye inversiones de 10.800 millones de euros para los ajustes hasta 201.

Además, el grupo expuso que las negociaciones para recortar la plantilla se realizarán planta por planta siguiendo la legislación de cada país.

En el caso de España, los sindicatos reclaman que los 900 despidos se acometan mediante prejubilaciones y bajas incentivadas. 'Hay posibilidades', explicó ayer el secretario general de la sección sindical de UGT en Figueruelas, Pedro Bona, al término de la reunión. El arma de negociación son las ayudas que pueden ofrecer los gobiernos aragonés y central 'a cambio de que la reestructuración sea responsable', añadió Bona.

El dinero permitiría a Opel alargar el plazo para acometer los recortes de forma no forzada. Arturo Aliaga, consejero de Industria de Aragón, comunidad que comprometió 200 millones en avales, explicó que los apoyos están 'condicionados' a que el ajuste de plantilla sea 'aceptado' por los trabajadores. GM Europa comunicará la semana próxima sus planes a los gobiernos, a los que reclama 2.700 millones en ayudas.

La planta de Figueruelas opta a la fabricación de un pequeño vehículo eléctrico y la nueva generación del Combo, que empezará a comercializarse a finales de 2012 o principios de 2013, según comu-nicó GM. La carga de trabajo se compartirá con la planta alemana de Eisenach, tal como se había pactado previamente, de forma que ambas tienen el futuro asegurado.

El plan industrial confirma los 265 millones de euros de ahorro que tendrán que asumir los trabajadores del grupo, 25,8 en la planta de Figueruelas. En la reunión de ayer, GM volvió a rectificar y desechó la posibilidad de ofrecer acciones a los trabajadores a cambio y dijo que buscará otras alternativas.