Público
Público

La OPEP envía un mensaje de firmeza al ratificar el fuerte recorte de producción adoptado en 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con el precio del barril a más de 80 dólares, la OPEP se mostró hoy "cómoda" y envío un mensaje de firmeza a los mercados al ratificar el fuerte recorte de producción de crudo adoptado en 2008, cuando la crisis financiera provocó el desplome del valor del "oro negro".

"Los precios no son altos, son cómodos para nosotros", afirmó en Viena el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el libio Abdalá El-Badri, en rueda de prensa tras concluir la 157 conferencia ministerial del grupo.

"No podemos tener ingresos decentes cuando no podemos invertir en nuevos suministros. Los consumidores también pueden estar cómodos con estos precios", añadió.

La decisión adoptada hoy mantiene sin cambios la oferta oficial petrolera de once de los doce países miembros de la OPEP (todos menos Irak), en 24,8 millones de barriles diarios (mbd), la cuota vigente desde el 1 de enero de 2009.

En total, el grupo cumple el acuerdo sólo en un 61 por ciento, y El-Badri reconoció que es necesario un esfuerzo "para mejorar el cumplimiento de las cuotas".

Por otro lado, la conferencia nombró al actual vicepresidente de la OPEP, el ministro iraní de Petróleo, Masud Mir-Kazemi, como presidente en 2011, en sustitución de su homólogo ecuatoriano, Wilson Pástor-Morris, por lo que Irán ocupará este cargo por primera vez desde 1974.

Si bien esta decisión llama la atención por la polémica situación del país persa, sancionado internacionalmente debido a su controvertido programa nuclear, con ella la organización sólo prosigue su habitual costumbre de nombrar en la presidencia rotativa anual al vicepresidente del año anterior.

También era esperada la resolución de convocar una reunión extraordinaria en Quito, después de que Ecuador anunciara que había presentado una invitación a sus socios. El único cambio fue la fecha, el 11 en lugar del 14 de diciembre, como se había propuesto inicialmente.

En su declaración final, los ministros destacaron que, si bien "está en camino la recuperación económica, aún hay una considerable preocupación por la magnitud del ritmo de esa recuperación, especialmente en los países industrializados de la OCDE".

Recordaron que se ha acumulado demasiado crudo en las reservas almacenadas, que los inventarios de productos petroleros han aumentado de forma considerable y que el índice de utilización de las refinerías es bajo, y ello refleja un suministro abundante.

"Todo sigue igual porque la situación del mercado es buena", dijo Ali I. Naimi, ministro de Petróleo de Arabia Saudí, para quien "el gran desafío" que afronta la OPEP en estos momentos "es mantener el mercado del petróleo como está ahora".

El presidente de turno de la OPEP, el ecuatoriano Wilson Pástor-Morris, expresó su confianza en que el valor del barril se mantenga "entre 75 y 85 dólares", a pesar del riesgo de especulación relacionado, entre otros, con el debilitamiento del dólar.

El Petróleo Intermedio de Texas (WTI) estaba esta mañana a más de 83 dólares por barril, mientras que el barril de Brent cotizaba por encima de los 85 dólares en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) y la "canasta" de la OPEP superó ayer 80 dólares.

"Hay suficiente petróleo en el mercado, de hecho las existencias están a su mayor nivel en cinco años. Por ello no hay ninguna razón para cambiar el nivel de producción", señaló el ministro venezolano de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez.

La OPEP adoptó además una "Estrategia a Largo Plazo (LTS, por sus siglas en inglés)", cuyas recomendaciones y otros detalles serán publicados en diciembre, en la conferencia en Quito, donde los ministros concluirán este año de jubileo.

Fundada hace 50 años en Bagdad, la organización controla hoy más de un tercio de la producción mundial de crudo y unos dos tercios de las exportaciones petroleras del planeta.