Público
Público

La OPEP recuerda en su cincuentenario que la iniciativa de su fundación partió de Venezuela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Venezuela fue el productor de crudo que dio los primeros pasos para hacer frente a las poderosas Siete Hermanas (las petroleras internacionales más importantes), en una iniciativa que llevó al nacimiento de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) hace exactamente medio siglo, en Bagdad.

Así lo dejó claro hoy el secretario general de la OPEP, el libio Abdalá Salem El-Badri, en rueda de prensa en el secretariado de la organización en Viena, con motivo de la celebración del 50 aniversario de la fundación de este grupo, que cuenta hoy con doce países miembros y el 80% de las reservas mundiales de crudo.

"En aquella época, si había alguna cosa que dominaba todo el mundo del petróleo, eran las Siete Hermanas (Standard Oil of New Jersey, Standard Oil Co. of New York, Standard Oil of California, Texaco, Gulf Oil, Anglo-Persian Oil Company y Royal Dutch Shell)", que "dictaban los precios sin consultar a los países", indicó.

"La historia nos dice que Venezuela fue el primer país que se dirigió a Oriente Medio a consultar a otros países productores, dos años antes de la reunión que fundó la OPEP" en Bagdad, agregó.

Entre las muchas personas que han contribuido a la historia de la organización, El-Badri nombró hoy al venezolano Juan Pablo Pérez Alfonso y al saudí Abdulá El-Tariki, considerados los "padres" de la OPEP.

"Los países exportadores de petróleo no pueden quedarse de brazos cruzados ante los reajustes de precios efectuados por las compañías petroleras", fue una de las sentencias de Pérez Alfonso.

Mientras la cuna natal de la OPEP, Bagdad, sufre aún hoy las consecuencias de sus últimos conflictos sangrientos, la organización conmemora su cincuentenario con satisfacción, pero sin pompa.

Los actos culturales -como la publicación de libros, exposiciones, conciertos y concursos- han tenido lugar a lo largo de 2010 en Viena y en todos los países miembros.

Hoy, reconocida por la ONU como organización intergubernamental, la OPEP es considerada un poderoso grupo que influye sobre el precio y los suministros de petróleo, y los expertos predicen que su influencia crecerá en las décadas venideras.

Pero "no es justo decir que es un cartel ¿Han visto alguna vez un cartel que dé ruedas de prensa, conferencias oficiales? ¿Sin pactos o encuentros secretos? Esta es una organización intergubernamental", insistió El-Badri ante los periodistas.

Y añadió: "Recuerden: esta es la única organización del tercer mundo que ha logrado sobrevivir 50 años y esperamos sobrevivir otros 50 años más".

Los miembros de la OPEP, seguros de que el mundo necesitará aún de sus suministros durante décadas, no temen la competencia de otras fuentes de energía, aunque no aceptan bien el hecho de que muchos gobiernos de países consumidores subsidien las fuentes alternativas y carguen con altos impuestos al "oro negro".

Su mayor reto en los próximos años será conseguir diversificar sus economías nacionales y afrontar con éxito a "un mundo en transformación, con rápidos cambios en la tecnología, el medio ambiente y los mercados".

"Nuestras compañías nacionales deben adaptarse a ese mundo cambiante", reconoció el secretario general.

En cambio, no consideró un riesgo importante el eventual aumento de la oferta petrolera de los principales competidores de la OPEP, especialmente de Rusia.

Recordó a que finales de 2008, "cuando afrontamos la crisis" financiera que causó un desplome de los precios, la OPEP pidió a los exportadores de crudo no miembros del grupo que se sumaran a una reducción de la oferta para apuntalar las cotizaciones del barril.

"Pero sabíamos por experiencia que iríamos solos. En Argelia, tomamos la decisión (de recortar la producción conjunta de la OPEP). Hasta ahora nadie contribuyó nada a esa reducción, la OPEP llevó toda la carga. Pero cada país tiene sus propios problemas. Sí vemos que algunos fuera de la OPEP aumentaron (su bombeo), pero no mucho", dijo El-Badri.