Público
Público

La OPEP se reúne en Viena por primera vez desde el conflicto en Libia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La OPEP se reúne hoy en Viena, por primera vez en este año, con el fin de reajustar su oferta de crudo a la situación del mercado, marcada por los altos precios y el conflicto en Libia, uno de sus países miembros.

Los mercados petroleros esperan que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aumente sus suministros ante el fuerte encarecimiento del "oro negro", que amenaza con disparar la inflación y dañar la recuperación de la coyuntura mundial.

Pero los ministros de Energía y Petróleo de este grupo de doce países afrontan el desafío de superar sus diferencias, no sólo en cuanto al valor del barril que aspiran a defender, sino también por las posturas políticas de sus gobiernos respecto al conflicto desatado en Libia.

Así, Qatar, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos apoyan a los opositores del líder libio Muamar al Gadafi, mientras que Irán, Venezuela o Ecuador han criticado la intervención aliada dirigida por la OTAN para apoyar a los rebeldes del país árabe.

Mientras Ali I. Naimi, el ministro de Arabia Saudí, el mayor productor mundial de crudo, ha declinado señalar a la prensa qué pedirá en la 159 conferencia ministerial que se celebra hoy en el secretariado vienés de la OPEP, varias fuentes oficiosas del reino han asegurado que Riad aumentará su bombeo ya este mes.

La cuestión es si ese incremento, y el de otros productores del Golfo Pérsico, irá acompañado de una subida de la cuota de producción conjunta de crudo (sin Irak), de 24,8 millones de barriles diarios (mbd), que la organización mantiene sin cambios desde enero de 2009.

Entonces el precio del barril de la OPEP estaba a menos de 40 dólares por barril, mientras que en lo que va de 2011 se sitúa en una media de 106,40 dólares.

La Agencia Internacional de Energía, que desde su sede en París defiende los intereses energéticos de las naciones industrializadas, ha pedido a los productores que abran sus grifos para moderar los precios.

Pero Venezuela y Ecuador, los dos únicos países latinoamericanos de la OPEP, se han manifestado contrarios a subir el bombeo en estos momentos, aunque el ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramírez, sí reconoció la necesidad de estudiar el impacto del corte de producción de Libia, calculado en cerca de 1,4 mbd.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, aseguró ayer en Salinas (Ecuador) que "no hay ninguna crisis" que motive un aumento de las cuotas de producción de la OPEP, y coincidió con su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, en valorar como "justo" un precio de 100 dólares para el barril de crudo.

A la espera del incierto resultado de la reunión, el barril de crudo Brent para entrega en julio abrió esta mañana a la baja en el mercado de futuros de Londres y se vendía a 116,27 dólares, 0,51 dólares menos que al cierre de la jornada anterior, mientras que en Nueva York el crudo de Texas subió el 0,08 % y cerró a 99,09 dólares por barril.

Fundada en 1960, la OPEP, que controla cerca del 40 % de la producción mundial de crudo, está integrada por Angola, Arabia Saudí, Argelia, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Irak, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar y Venezuela.