Público
Público

La Opera de Nueva York celebra su 125 aniversario con Plácido Domingo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Opera de Nueva York celebra hoy su 125 aniversario por todo lo alto con una gala en la que intervienen algunos de los más grandes artistas del "bel canto", como Plácido Domingo, quien será homenajeado con motivo de sus más de cuarenta años sobre los escenarios.

El tenor español es la gran estrella de esta celebración de la lírica, pues la quizás más prestigiosa casa de la ópera del mundo ha querido también rendirle homenaje y festejar aquél 28 de septiembre de 1968, cuando el artista español debutó aquí para interpretar a Maurizio en el drama "Adriana Lecouvrier" de Francesco Cilea (1866-1950).

"La verdad es que el tiempo ha pasado tan rápido... Pero ha sido emoción tras emoción año tras año. Y lo mismo siento desde hace ya 41 años casi, cuando debuté en el Metropolitan, como ahora. La misma ilusión y la misma pasión por estar ya en este teatro único en su género", dijo Plácido Domingo en declaraciones a Efe.

No es de extrañar que el artista español se sienta tan cómodo en este teatro, pues "en él he cantado en mucho más que otros: llevo 628 funciones de ópera cantadas, 130 dirigidas. Son muchas noches".

Domingo, a sus 68 años, vuelve una vez más a un teatro donde él mismo confiesa haber pasado más horas que en ningún otro del mundo y al que esta misma temporada ha vuelto con la misma ópera y el mismo personaje que interpretó hace cuatro décadas.

Esta "es una noche de recuerdos y una noche mágica en la que todos los grandes fantasmas que han pasado por este teatro y por el otro antes de que llegaran aquí, estarán aquí presentes", dijo el artista anticipando la gala.

Animado por los nuevos retos y papeles, el tenor nacido en Madrid y criado en México ha reconocido también en más de una ocasión que el secreto de su permanencia y su fuerza es el entusiasmo por su trabajo y su insistencia en desafiarse a sí mismo.

En esta ocasión, junto a Plácido Domingo en su casa neoyorquina estarán otros reconocidos artistas de la lírica como Stephanie Blythe, René Pape, Deborah Voigt o Ben Heppner, todos ellos dirigidos por James Levine, en una gala para la que el Metropolitan Opera House ha preparado recreaciones históricas de sus producciones más clásicas desde que se inauguró en 1883.

Los productores Phelim McDermott y Julian Crouch han creado para esta ocasión un vídeo que imagina cómo debió ser el "Fausto" con que se inauguró esta ópera en 1883 o el primer "Parsifal" fuera de Bayreuth, en 1903, y así hasta 26 escenas con las que estos creadores llevarán el pasado al presente.

Las evocadoras fotos de toda la historia del Met sirvieron a los productores para esta recreación, en la que se ha incluido una animación de la pintura "El triunfo de la música" de Marc Chagall (1887-1985), que se ve en la entrada al museo, o la obertura de "La flauta mágica", de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791).

Para Domingo se ha preparado, entre otras, una recreación de "La Fanciulla del West" de Giacomo Puccini estrenada en 1910 en la ópera neoyorquina y que interpretó el mítico Enrico Caruso (1873-1921).

Recordando su amplia carrera artística, en la que siempre se ha destacado su poderosa voz y el magnetismo que despliega sobre el escenario, el tenor español indicó que los momentos inolvidables de su carrera "son todos".

"Los primeros, en los que te juegas la carrera que vas a tener, después vas creciendo poco a poco, te vas encontrando en tu lugar. Y después, tienes que seguir con una gran ilusión y dedicación, y si es posible con más entusiasmo, porque no basta con llegar a un lugar: hay que seguir. Y llegas a la madurez", señaló.

Para Domingo, su personaje más querido es el que interpreta en el momento: "No podría ser de otra manera, porque no puedes estar pensando que esta noche estás haciendo esta parte, y podrías hacer la otra que es tan bonita. Es un poco como nuestras familias españolas e italianas, en las que hay tantos hijos y a uno le preguntan cuál es tu hijo predilecto y tú no puedes decidirte".

En cuanto al futuro, el artista asegura que sus planes "son seguir así". Además de la interpretación y la dirección musical, Domingo se ocupa de otras dos grandes óperas estadounidenses, la de Washington y la de Los Angeles, que dirige desde 1996 y 2000, respectivamente, y con las que tiene contrato hasta las temporadas de 2011-2012.

"Tengo todavía muchos sueños, muchas óperas nuevas que estoy aprendiendo para dirigir, nuevas óperas también que me están escribiendo, como 'Il postino', que la está escribiendo Daniel Catán, un compositor mexicano, basada en la película y que representará la vida de Neruda, y que debería hacer junto al tenor Rolando Villazón", explicó.

De la retirada, el tenor no quiere ni oír hablar, y así asegura que "vacaciones, las tengo. Retirada, lógicamente llegará un día. Pero de eso no se habla: cuando tenga que llegar, llegará y ya está. Es lo lógico en la vida: todo empieza y todo acaba".