Público
Público

Operación antiterrorista en varios estados contra una célula islamista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fuerzas especiales de la policía alemana llevaron a cabo el pasado jueves varios registros coordinados en los estados federados de Baden-Württemberg, Renania-Palatinado y Baja Sajonia en los domicilios de una serie de personas sospechosas de formar parte de una célula terrorista islámica.

Un portavoz de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) confirmó hoy lacónicamente dichos registros en los domicilios de varias personas sospechosas de proporcionar material para fabricar bombas y en los que no se produjo detención alguna.

Los registros estuvieron dirigidos contra personas sospechosas de formar parte de la llamada célula de Sauerland en torno al alemán converso al Islam Fritz Gelowicz, detenido el pasado año con mas de 700 kilogramos de material para fabricar explosivos, revela el semanario "Der Spiegel" en su edición del lunes próximo.

Entre los sospechosos cuyos domicilios fueron registrados destacan los ciudadanos serbios Bekim T. y Dzavid B. en la localidad de Bad Hazburg, sospechosos de proporcionar a Gelowicz 26 detonadores militares, añade la revista.

Los registros se produjeron poco antes de la entrega a Alemania esta semana por parte de las autoridades de Ankara del alemán Attila S., detenido hace más de un año en Turquía.

El joven, de 23 años y con pasaporte alemán, oriundo de Konya y presunto miembro de una célula islámica que planeaba atentados en Alemania, fue entregado este viernes a la justicia alemana, acusado de haber provisto de material explosivo a una célula terrorista.

La llamada célula de Sauerland fue interceptada en septiembre de 2007 en la localidad de Oberschledorn (Renania del Norte-Westfalia), y la integraban dos alemanes convertidos al Islam y un turco, a los que se les incautaron 730 kilos de material explosivo que habían empezado a manipular para atentar en Alemania.

Attila S., el cuarto sospechoso, se habría encargado de suministrarles los detonantes, 26 en total, que fueron incautados cuando detuvieron al trío.

El material procedía al parecer de Siria y entró en Alemania con la ayuda de un joven alemán de Wolfsburgo (norte) que los llevaba escondidos en los zapatos.

Attila S. fue detenido a principios de noviembre de 2008 en Turquía y acto seguido Alemania cursó una petición de extradición, ya que éste había recibido instrucción en un campamento de Pakistán.