Público
Público

Operación Twist de 300.000 millones en EEUU

Wall Street cae con fuerza porque la inyección es un canje de bonos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal, que dirige la política monetaria de EEUU, decidió recurrir ayer a una maniobra un tanto original para tratar de reavivar la economía y anunció que canjeará bonos a corto plazo (de tres años o menos) por valor de 400.000 millones de dólares (unos 300.000 millones de euros) por otros que vencen a más largo plazo, entre seis y 30 años. Con esta operación, denominada Twist, el organismo presidido por Ben Bernanke pretende mantener baja la presión sobre los títulos de deuda a largo plazo. Al mismo tiempo, reiteró su compromiso de mantener los tipos de interés entre el 0% y el 0,25% hacia mediados de 2013, tal y como anunció en agosto y como lleva haciendo desde diciembre de 2008.

En su comunicado, el banco central siguió estimando que el crecimiento económico es algo 'lento' y que prosigue la debilidad del mercado laboral, con un paro de 9,1%. También subrayó que el gasto de los hogares ha crecido a un ritmo modesto y el sector de la vivienda sigue sin recuperarse.

Los mercados habían barajado desde el lunes esta medida, pero realmente deseaban una tercera ronda de liquidez (en las dos anteriores se habían inyectado casi 2,4 billones de dólares que gran medida se han utilizado para especular en Bolsa). Para colmo, la decisión de la Fed no fue unánime: tres de los siete miembros se opusieron a la idea, lo que mostró una vez más las diferencias sobre el camino a tomar para salir de la crisis. Por eso ayer, tras conocerse la noticia Wall Street protestó con una fuerte caída del 2,49%.

Tampoco había sido una jornada fácil en Europa. A este lado del Atlántico el cierre se hizo antes de la decisión de la Fed, pero las caídas también fueron cuantiosas en otra sesión cargada de volatilidad y rumores.

Al informe del FMI sobre el impacto de la situación griega en la banca europea se unió el fuerte rumor de que un banco europeo, cuya identidad se desconoce (se presume que podría ser francés), necesitó acudir al Banco Central Europeo para pedir 500 millones. 'Están tan mal que hasta el Gobierno francés está haciendo gestiones para sanear su banca, y esto incrementó incluso más la tensión en el mercado', explica Soledad Pellón, analista de IG Markets.

Los valores financieros sufrieron fuertes caídas en Bolsa, que se atenuaron después de que el Banco Central Europeo anunciara más flexibilidad a la hora de aceptar garantías para conceder préstamos a la banca. BBVA fue el banco europeo con la mayor caída, un 3,42%. El grupo de televisión italiano Mediaset cayó un 6%, víctima de otro rumor. 'Se ha llegado a decir que la dimisión de Berlusconi sería inevitable para la recuperación de la economía italiana', explica Pellón. El previsible retraso de la aprobación del rescate a Grecia golpeó con fuerza a la Bolsa alemana, que encabezó las caídas en Europa, al perder un 2,47%. Madrid se dejó un 1,82% y Milán, un 1,65%.