Público
Público

La opinión sobre la inmigración no cambia con la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La actitud de la opinión pública occidental hacia la inmigración no se ha visto muy afectada por la recesión económica mundial, según una encuesta publicada el jueves.

Votantes de Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Italia, España y Holanda consideraron que la economía era la cuestión más importante en sus respectivos países, mientras que la inmigración apareció segunda para británicos e italianos.

Alrededor de la mitad de los encuestados en el sondeo Tendencias Transatlánticas: Inmigración, llevado a cabo por el centro de análisis estadounidense German Marshall Fund con otros socios, consideró que la inmigración era más un problema que una oportunidad, un porcentaje ligeramente superior al del año pasado.

"La crisis económica no ha tenido un gran efecto sobre las actitudes generales", indicó el sondeo.

Aquellos cuya situación económica ha empeorado en el último año estaban algo más preocupados por la inmigración. Mucho más notable fue el incremento en la preocupación de aquellos que dijeron estar políticamente a la derecha del centro.

Una explicación sobre la aparente falta de una preocupación mayor sería que, según un centro de análisis de Washington, la recesión económica también ha frenado drásticamente la emigración porque los países occidentales se han vuelto menos atractivos.

Las opiniones sobre qué hacer con este fenómeno varían según el país, dijo el sondeo. Franceses y alemanes optan por dar a los inmigrantes ilegales la oportunidad de obtener estatuto legal, e italianos y británicos se muestran en contra. Los ciudadanos de los otros países se muestran divididos.

También varía ampliamente cómo califican las políticas de sus gobiernos en este asunto. La mayoría de los estadounidenses, británicos, españoles e italianos critican a sus gobiernos por su gestión de la inmigración, mientras que alemanes, canadienses, holandeses y el 50 por ciento de los franceses la aprobaban.

Hay unos 214 millones de inmigrantes en el mundo, es decir, el tres por ciento de la población mundial, según la Organización Internacional para las Migraciones.

"La migración es una de las cuestiones decisivas del siglo XXI", dijo la OIM en su página web. "Ahora es un componente esencial, inevitable y potencialmente beneficioso de la vida económica y social de cualquier país y región".

Italia, que afronta una oleada de inmigración ilegal desde el norte de África, ha lanzado una dura política, mientras que Reino Unido ha endurecido sus controles en los puertos franceses Estados Unidos también ha reforzado la seguridad en su frontera con México.

Francia, España e Italia - creen que aumentar la ayuda al mundo en vías de desarrollo sería un modo mejor de frenar la inmigración ilegal que reforzar los controles fronterizos.

La encuesta se llevó a cabo entre el 1 y el 17 de septiembre a unas 1.000 personas en cada país, y tiene un margen de error de más menos tres por ciento.