Público
Público

La opinión pública de Vancouver se divide en torno a los Juegos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vancouver, anfitriona de los Juegos Olímpicos de invierno de este mes, se enorgullece de ser una de las ciudades del mundo más habitables pero los residentes parecen inseguros a veces sobre si les apetece tener al mundo en su puerta.

Aunque el ruido mediático en torno a los Juegos Olímpicos está aumentando de cara al comienzo del 12 de febrero, las encuestas han mostrado que las dudas sobre la prudencia de acoger las Olimpiadas han sido mayores en Vancouver, en la costa oeste de Canadá, que en el resto del país.

Los Juegos han estado en el centro de debates políticos a veces amargos sobre temas como la libertad de expresión o el gasto de dinero público en entretenimiento más que en necesidades sociales.

"Vancouver tiene la tendencia de ser pasional a ambos lados de cualquier tema... Es sólo la naturaleza de Vancouver y probablemente tiene tanto que ver con la constitución de nuestra cultura y ciudad como cualquier otra cosa'', dijo Arthur Griffiths, del grupo de empresarios que propusieron por primera vez la acogida de los Juegos de 2010.

Vancouver y sus suburbios tienen estadios para hockey sobre hielo, curling, patinaje, eventos de snowboard y estilo libre, además de las ceremonias de apertura y clausura. Los eventos de esquí alpino y nórdico, como los de trineo, trineo ligero y skeleton, estarán en la ciudad turística de Whistler, a unos 125 kilómetros.

Los arqueólogos dicen que la gente ha vivido en el área desde el año 500 antes de Cristo pero Vancouver es una ciudad relativamente joven. Fue incorporada en 1886 como el final occidental de los Ferrocarriles del Pacífico de Canadá, y tiene un puerto clave para las conexiones comerciales con Asia.

Unos 2,1 millones de personas viven en el área metropolitana de Vancouver, lo que la convierte en la tercera área urbana más popular de Canadá y la comunidad más grande en albergar unos Juegos de invierno.

Mucho del crecimiento de la población se ha debido en los últimos 30 años a que Vancouver ha ganado reconocimiento en las encuestas internacionales como una de las ciudades más habitables. La belleza de los alrededores naturales, con el océano y las montañas, es parte de la razón.

RASGOS VERDES

A menos de una hora en coche del centro de la ciudad están las montañas donde los esquiadores que van más allá del límite pueden perderse en una tierra salvaje y rústica, y ocasionalmente mueren antes de ser encontrados.

Vancouver fue donde nació Greenpeace y los organizadores olímpicos dicen que su promesa de mantener los Juegos económicamente sostenibles refleja los rasgos verdes de la ciudad.

La ciudad es algo así como una elección irónica para acoger un evento que ofrece competición en hielo y nieve. Su clima invernal es más suave que en el resto de Canadá así que recibe más bien lluvia, no nieve, y bastante.

La previsión de lluvias es una razón por la que estos vayan a ser los primeros Juegos Olímpicos de invierno que tengan las ceremonias de apertura y clausura en interiores.

"Vivimos en una zona lluviosa pero se ven tres áreas de esquí desde el centro. Los inviernos cálidos y húmedos ocurren aquí -por eso nos aseguramos de que Whistler se incluyera'', dijo el alcalde de Vancouver Gregor Robertson cuando se le preguntó si Vancouver carecía de la nívea imagen normalmente asociada a las Olimpiadas de Invierno.

El clima suave ha causado algunas dificultades para las preparaciones finales de los Juegos, ya que se derritió la nieve en el Cypress Bowl que albergará las competiciones de snowboard y estilo libre.

La temperatura también contribuye a uno de los mayores problemas de la ciudad -los sin techo. Es más fácil sobrevivir en las calles de Vancouver que en la mayoría de las ciudades canadienses, donde el frío es mortal.

La existencia de personas sin techo, abuso de drogas y otros problemas sociales es más palmaria en el barrio de Downtown Eastside, que está localizado apenas a unas manzanas de los estadios e instalaciones que acogen a miles de periodistas de todo el mundo.

CULTIVOS DE MARIHUANA

Las críticas locales se dirigen al hecho de que al problema de los sin techo se añada ahora un incremento en los precios de la vivienda, aunque los investigadores dicen que los datos son poco concluyentes.

"El aburguesamiento podría haber ocurrido de todas formas pero definitivamente ha sido acelerado por los Juegos'', dijo Chris Shaw de la Red de Resistencia Olímpica (Olympic Resistance Network), que planea organizar protestas durante los Juegos.

Vancouver es denominada a veces ''Van Amsterdam'', en referencia al rol que tiene la marihuana ilegal en la comunidad.

El Partido de la Marihuana de Columbia Británica, en favor de su legalización, tiene una tienda en el centro, y un estudio de 2006 situó el valor anual de las cosechas de marihuana en la provincia de Columbia Británica en 7.000 millones de dólares canadienses (4.420 millones de euros). Mucha de la ''Hierba CB'' es exportada a Estados Unidos.

Los defensores de los Juegos dicen que las Olimpiadas serán buenas para los ciudadanos de Vancouver, y que la ciudad será divertida tanto para los visitantes como para los millones de personas que vean el evento en televisión.

Griffiths dijo que la opinión de los canadienses sobre los Juegos podría depender bastante de algo fuera de control de los organizadores: de si el equipo masculino de hockey gana la medalla de oro el día de la final.

El hockey tiene casi el estatus de religión en Canadá, que no obtuvo medallas de oro en sus pasadas dos Olimpiadas invernales -los Juegos de Montreal de 1976 y los de 1988 en Calgary.