Público
Público

Las opiniones sobre las causas de la crisis se polarizan

Los votantes del PP y el PSOE coinciden en que la burbuja inmobiliaria es la principal culpable de los problemas económicos que atraviesa España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres años después del inicio de la crisis económica internacional, las opiniones de los españoles sobre los porqués de la dura época de vacas flacas que están viviendo se han ido puliendo. En septiembre de 2008, seis de cada diez señalaban como culpable al petróleo y ahora no llegan al 30%.

Hoy, cuando se les pide que definan en qué grado distintas posibles causas han influido en la crisis mundial, uno de cada dos escoge la opción de 'mucho' para 'la corrupción en las grandes empresas', frente al 43% en abril de 2009 y al 38% en septiembre de 2008. Si se suman los que escogen la respuesta de 'bastante', un 82% de los españoles culpa a las grandes empresas de la crisis. Es una abrumadora mayoría, pero aún lo es más el número de los que señalan 'la mala política económica de los gobiernos': un 44% cree que ha influido mucho (seis puntos más que hace año y medio) y otro 40%, bastante.

Este es un debate que no está al margen de la ideología del entrevistado. Para los votantes del PSOE, 'la corrupción de las grandes empresas' (54%), 'la especulación de las bolsas' (48%) y 'la falta de control de los movimientos internacionales de capitales' (46%) encabezan la lista de responsables de la crisis. Para los del PP, preside el listado 'la mala política de los gobiernos' (49%), seguida de 'la corrupción de las grandes empresas' (47%) y 'los gastos públicos excesivos' (42%).

Esta politización es mucho más evidente aún cuando se les pregunta por las causas específicas

Esta politización de los españoles es mucho más evidente aún cuando se les pregunta por las causas específicas de la crisis que atraviesa España. Un 43% de los votantes del PSOE señala a 'la crisis internacional' como la principal causa de la española, mientras que sólo un 12% de los del PP lo hace. Por el contrario, el 51% de los del PP afirma que la principal causa está en 'los problemas de la economía española', opción que sólo escoge el 24% de los votantes del PSOE.

Una polarización que es igualmente evidente cuando se les pide que dejen a un lado la crisis internacional y gradúen la influencia de distintas posibles causas de la crisis española. Todos colocan 'la burbuja inmobiliaria' como gran culpable, pero la 'política económica del Gobierno' es la segunda causa para el 58% de los votantes del PP y sólo el 24% para los del PSOE. Estos últimos ven en 'la política de crédito fácil de los bancos' la segunda causa que ha influido 'mucho' en la crisis y los del PP, la tercera.

La encuesta deja al descubierto el fuerte desgaste sufrido por el Ejecutivo de Zapatero en la crisis. Independientemente de su opción política, en septiembre de 2008 un 24% de los españoles pensaba que 'la política del Gobierno' influía 'poco o nada' en la crisis y un 27% opinaba que influía 'mucho'. Hoy, el 40% piensa que influye mucho y sólo el 16% que 'poco o nada'. Igualmente, hace dos años el 28% de los que pensaban que 'los gastos públicos excesivos' influían 'poco o nada' superaba al 23% que opinaba que influían 'mucho'. Hoy, un 37% opina que influyen 'mucho' y sólo un 19% piensa que 'poco o nada'.

También destaca la caída en la imagen de los bancos y las empresas en general. Si en septiembre de 2008 el 40% de los españoles señalaba a los bancos como muy responsables de la crisis, hoy lo hace el 54%; si entonces el 30% añadía también 'la corrupción en los negocios', ahora lo hace el 40% de los españoles.

Día a día, mes a mes y año a año, la persistencia de la crisis económica parece haber horadado si no los cimientos ideológicos de los españoles, al menos parte de su confianza en el sistema económico vigente.

Más de una cuarta parte de la población apuesta por una economía planificada

En abril de 2009, cuando a los ciudadanos se les preguntaba si, en general, les parecía mejor una economía de mercado libre u otra planificada por el Estado, casi uno de cada dos (47,8%) escogía la opción de la economía de mercado. Sólo un 21% prefería la planificación estatal y otro tercio, el 31,2%, decía no tener opinión. Hoy, año y medio después, las respuestas han cambiado: según el último Publiscopio, un tercio de los consultados sigue sin opinar, pero los que escogen la economía de mercado han caído al 40,6%, mientras la economía planificada ha sumado adeptos hasta alcanzar el 26,8%.

El fenómeno contrario se observa, en cambio, cuando se indaga lo mismo apelando directamente a la ideología. A la pregunta de si les parece mejor el sistema capitalista o el socialista, el 27% que escogía la primera de las opciones en abril de 2009 ha subido hasta el 33,2% en octubre de 2010, mientras que el porcentaje de los que prefieren el sistema socialista permanece estable en torno al 25%. Es entre los que responden que ninguno de los dos modelos les parece mejor donde se produce una caída de cuatro puntos, hasta el 16,7%. El sistema capitalista es el preferido por el 55% de los votantes del PP, mientras que el socialista lo elige el 41% de los del PSOE.