Público
Público

La oposición argentina clama contra Kirchner

La oposición dice que sólo sigue el modelo del ex presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El maquillaje ganó a la cirugía. Diez días después de la dura derrota electoral de Néstor Kirchner en la provincia de Buenos Aires, el Gobierno de Cristina Fernández encaró un cambio de ministros forzado por el peronismo opositor, pero sólo para incluir hombres de su familia política. Seis nuevos nombres con claros perfiles de continuidad.

La crisis de Gobierno ha permitido que Aníbal Fernández, hasta ahora ministro de Seguridad, pase a ocuparse de la jefatura del Gabinete. 'Este grupo político tendrá un candidato en 2011', aseguró ayer Fernández. Además, el responsable de la nacionalización de la Caja de Pensiones, Amado Boudou, asume la cartera de Economía. El último cambio de importancia afecta al representante de Aerolíneas Argentinas, Julio Alak, quien desde ayer es el nuevo ministro de Seguridad.

'No leyeron el mensaje de las urnas', criticaron los líderes de la oposición y los barones del peronismo. 'El kirchnerismo puro está intacto', indicó el presidente de la UCR, Gerardo Morales.

La jugada realizada por la alargada mano de Kirchner es un claro movimiento de anticipación al intento del peronismo opositor de recuperar las riendas del descabezado Partido Justicialista (PJ). El objetivo es incrementar su injerencia en el kirchnerismo y situarse con ventaja cara a las elecciones presidenciales de 2011.

Pero el hábil Kirchner parece haber neutralizado a los que pretendían colocar a Eduardo Duhalde como jefe del partido. El nombre del ex presidente suena mucho entre los hombres fuertes del peronismo para unir al PJ.