Público
Público

La oposición asocia el nuevo Govern con el pasado y Mascarell irrita al PSC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los grupos de la oposición en Cataluña han expresado hoy sus primeras críticas al nuevo gobierno de Artur Mas, que han asociado con el pasado pujolista, mientras que el fichaje del ex conseller socialista Ferran Mascarell para el Departamento de Cultura ha generado irritación en el PSC.

Según ha confirmado hoy el secretario de organización del PSC, José Zaragoza, Mascarell ya ha comunicado "verbalmente" que se da de baja del partido, después de que ayer aceptase el ofrecimiento de Mas de convertirse en conseller de Cultura de su Govern.

Los primeros espadas del partido han reaccionado con cierta moderación al golpe de efecto de Mascarell; es el caso del portavoz del PSC, Miquel Iceta, que entiende la decisión, pero no la comparte porque, "para servir a la cultura, no necesariamente hay que hacerlo desde el Govern".

Según Iceta, Mascarell "tiene una larga trayectoria política, un proyecto cultural, que ahora quiere desarrollar desde CiU, yo no lo comparto, pero no es un mercenario".

Por su parte, el presidente del grupo del PSC en el Parlament, Joaquim Nadal, ha opinado que si las "convicciones socialistas" de Mascarell son "muy profundas", "no lo pasará bien" como conseller de Cultura de CiU, porque "se encontrará con contradicciones" y deberá avalar decisiones "que no le gustarán".

Pero mientras Nadal se inclinaba por pasar página cuanto antes, el portavoz adjunto del PSC en el Parlament, Xavier Sabaté, se ha explayado en sus críticas fulminantes contra Mascarell, a quien ha acusado de haber "traicionado sus ideas", al "dejarse comprar" por el nuevo presidente de la Generalitat.

"Siempre hay entre los perdedores algún débil que se deja comprar. (Mascarell) Ha preferido traicionar sus ideas y su trayectoria de siempre. Es un triste final para su carrera política. No creo que pueda salir de casa demasiado tranquilo", ha afirmado.

En cuanto a la composición global del Govern, Joaquim Nadal ha destacado que se trata del ejecutivo "que ha podido hacer" Mas y no el que "habría querido hacer", porque algunas de las personalidades sondeadas le han "plantado".

Según Nadal, el gobierno tiene un "aire de retorno" ('flaire de retorn'), con "viejos rostros recuperados" del pujolismo, valoración compartida con el PP catalán, Solidaritat per la Independencia (SI) y Ciutadans (C's), que han alertado de la "sociovergencia".

Los populares no han esperado ni un día para pedir la comparecencia en el Parlament de todos los consellers del Govern, mientras que ICV ha advertido de que el nuevo titular de Interior, Felip Puig, actúa con "revanchismo" con la gestión de Joan Saura.

Ajeno a estas primeras escaramuzas políticas tras tomar ayer posesión del cargo de presidente catalán, Mas ha ocupado esta mañana su despacho en el Palau de la Generalitat.

Mas ha destacado que su equipo de gobierno estará formado por "personas de primera fila y de reconocido prestigio", con "mucha experiencia y mucho currículum personal", que darán una "buena imagen" a su Govern.

Una de sus primeras acciones ha sido firmar el decreto de nombramiento de sus once consellers, que mañana tomarán posesión de su cargo y acto seguido celebrarán su primera reunión de Govern.Mas tendrá una 'número dos', la hasta ahora portavoz de Unió y persona de confianza de Josep Antoni Duran Lleida, Joana Ortega, que además de ocuparse de la cartera de Gobernación y Relaciones Institucionales será la primera mujer vicepresidenta en Cataluña.

El economista Andreu Mas-Colell será conseller de Economía y Conocimiento, Irene Rigau será consellera de Enseñanza, Boi Ruiz será conseller de Salud, Felip Puig estará al frente de Interior, Lluís Recoder se ocupará de Territorio y Sostenibilidad y Ferran Mascarell de Cultura.

Josep Maria Pelegrí dirigirá el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, Josep Lluís Cleries liderará Bienestar Social y Familia, Francesc Xavier Mena tendrá la cartera de Empresa y Empleo, Pilar Fernández Bozal será consellera de Justicia y Germà Gordó será el secretario del Govern.