Público
Público

La oposición italiana se manifiesta contra el plan de ajuste de Berlusconi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La principal formación de la oposición italiana, el Partido Demócrata (PD), se manifestó hoy en Roma contra el plan de ajuste presupuestario de unos 24.000 millones de euros del Gobierno de Silvio Berlusconi, a quien además pidió que "se vaya a casa" si no le gusta la Constitución de Italia.

En un multitudinario acto celebrado en el Palacio de Deportes "Palalottomatica" de Roma, el secretario general del PD, Pier Luigi Bersani, criticó la política de Berlusconi, que, según él, sólo piensa en resolver sus propios problemas, y censuró su interés en cambiar la Carta Magna de 1948 para tener más poder.

"Berlusconi ha jurado sobre la Constitución y ese texto sobre el que juró no se puede cambiar, no está a disposición de los intereses particulares de nadie y, si no le gusta, que se vaya a casa", dijo Bersani, quien afirmó que el deseo del mandatario de tener más poder lleva al país al "desastre".

"Se ve claro en sus mensajes que su memoria no llega al segundo título (de la Constitución). Por eso, se lo recordamos nosotros: esas formas y esos límites son una magistratura independiente, una libertad de información y que todos somos iguales ante la ley", añadió.

En un discurso retransmitido en directo por televisión, el líder del PD afirmó que esta teoría de un sólo hombre al mando no lleva a ningún lado, que nunca lo ha hecho, y aseguró que su partido no permitirá que la actual crisis económica lleve a derivas de "antiestado y populismo".

La concentración del PD en Roma se convocó con motivo del plan de ajuste presupuestario aprobado en Consejo de Ministros el pasado mayo y que no sube impuestos ni toca las pensiones, pero congela los sueldos de los funcionarios y pide un mayor esfuerzo de recorte a las administraciones regionales y municipales.

En este sentido, Bersani aseguró que, con su plan de austeridad, el Gobierno de Berlusconi "pone una pistola en la mano de las regiones y los ayuntamientos para que disparen al pueblo".

El líder de la oposición se quejó de que en los dos años que han transcurrido desde la llegada de Berlusconi al poder en esta legislatura nunca ha mantenido un debate sobre la crisis económica con su partido y pidió que los esfuerzos que se piden ahora a los italianos sean mayores para los que más tienen.

"¿Pero cuántas veces tenemos que llamarnos liberales antes de tocar a un petrolero? ¿Pero cuántos turnos deben hacer los obreros para que se pueda tocar a un petrolero?", se preguntó Bersani.

El líder del PD estuvo acompañado por Sergio Chiamparino, alcalde de Turín (norte de Italia) y presidente de la Asociación Nacional de Municipios Italianos (ANCI), que esta semana ha convocado una manifestación de regidores para el próximo 23 de junio en protesta contra el plan de austeridad.

El ajuste presupuestario aprobado por el Gobierno italiano, que actualmente se tramita en el Parlamento, contempla medidas de austeridad básicamente para 2011 y 2012 y pretende llevar la relación entre déficit y PIB del actual 5% al 2,7% en 2012.

Por el momento, el principal sindicato del país, la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL), ha convocado un parón general para el próximo 25 de junio y los magistrados, otro de los colectivos afectados por el recorte, irán a la huelga el 1 de julio.