Público
Público

La oposición keniana amenaza con protestas si no hay una reforma constitucional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Movimiento Democrático Naranja (ODM) amenazó hoy con convocar masivas manifestaciones pacíficas si, en el plazo de una semana, el Parlamento no ha votado las reformas constitucionales que están pendientes para superar la crisis que estalló en diciembre pasado.

El secretario general de la formación, Anyang Nyong'o, el miembro de la cúpula del partido Najib Balala y un grupo de diputados del ODM, informaron a la prensa en la sede del Parlamento, sobre sus intenciones de "organizar manifestaciones en todo el país si la Constitución no es reformada mediante un voto parlamentario".

Nyong'o precisó que la decisión responde a la "actitud arrogante" del gobierno, que "no desea mejorar el proceso democrático".

El secretario general del ODM afirmó que el Partido de Unidad Nacional (PNU), formación a la que pertenece el presidente de Kenia, Mwai Kibaki, y cuyos representantes están negociando desde comienzos de este mes con un equipo del ODM para superar la crisis keniana, se toma las negociaciones a la ligera.

"No tenemos un interlocutor serio", afirmó.

El ultimátum lanzado desde las filas de la oposición parece irrevocable puesto que las sesiones parlamentarias no comenzarán hasta el próximo mes de marzo.

Balala añadió que la prueba de la indiferencia del ejecutivo fue la anulación por dos veces de las conversaciones.

"La semana pasada el equipo gubernamental retrasó la sesión porque era el día de San Valentín", dijo Balala. "Hoy también se han levantado de la mesa porque tenían que asistir a un funeral", agregó.

Balala no escondió su enfado y señaló que el "PNU sigue sin reconocer que Kenia atraviesa una crisis política y constitucional". "Los ladrones que nos robaron las elecciones quieren convertir Kenia en un país aislado como Lesotho", añadió.

El grupo parlamentario del ODM afirmó que el PNU ha apostado por la carta del tiempo para "aferrarse al poder", al margen de la presión social motivada por la impaciencia al contemplar un proceso de negociación lento que sigue sin aportar soluciones.

"Pensábamos que la presión de la comunidad internacional animaría al PNU a comprometerse con el proceso, pero hemos visto que no es así", aseguró Balala.

La oposición había depositado esperanzas en la visita relámpago realizada el lunes por la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, que mostró un "apoyo total a las gestiones de Annan en su proyecto de formar un gobierno de coalición".

A preguntas sobre la reacción del ex secretario general de la ONU y mediador en la crisis nacional, Kofi Annan, al anuncio del ODM, Balala declaró: "Annan es un hombre frustrado porque las negociaciones no avanzan y no puede decir a la nación lo que en realidad piensa".

Tanto Nyong'o como Balala opinaron que el ejecutivo no tiene intención de repartir el poder, como han pedido Annan y Rice. "Hemos hecho concesiones -dijo Nyong'o-, pero el PNU no acepta ningún compromiso".

El ODM exige la creación del cargo de primer ministro con poder ejecutivo reservado a su jefe de filas, Raila Odinga, e igualdad en el reparto de carteras ministeriales. El gobierno pide que Kibaki siga siendo jefe de Estado y de gobierno y que cumpla la totalidad de su mandato, cinco años, con la misma Constitución.

Tanto Odinga como sus compañeros se niegan a reconocer la legitimidad del gobierno. Kibaki fue proclamado vencedor de los comicios generales del pasado 27 de diciembre pese a que la oposición denunció la existencia de fraude.

El conflicto político generó una ola de violencia que se ha cobrado la vida de un millar de personas y ha desplazado a más de 400.000, según Naciones Unidas.

"Básicamente estamos perdiendo el tiempo", aclaró a Efe Balala al final de la rueda de prensa.