Público
Público

La oposición se une para tratar de frenar la congelación de las pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Todos los partidos de la oposición, salvo PNV y CC, reclamarán en el debate presupuestario que se anule la congelación de las pensiones en 2011 y que se generalice para todas las pensiones la subida del 1% prevista sólo para las mínimas.

Así lo recogen dos enmiendas firmadas por los portavoces del PP, CiU, el grupo formado por ERC, IU e ICV, así como los del BNG, UPN, UPyD y Nafarroa Bai.

Los votos de estas formaciones deberían ser suficientes para aprobar la descongelación de las pensiones contributivas, pero el Gobierno tiene la capacidad de vetar toda enmienda que suponga un aumento del gasto o una disminución de los ingresos previstos.

El Ejecutivo hizo uso de ese veto el año pasado para impedir que se aprobaran las enmiendas que pedían la anulación de la subida del IVA.

Ni el Gobierno ni el PSOE adelantaron si habrá veto, aunque el portavoz de los socialistas en materia presupuestaria, Francisco Fernández Marugán, insistió hoy en que los presupuestos que saldrán del Parlamento serán muy parecidos a los enviados por el Ejecutivo, ya que el margen es "pequeño".

Fernández Marugán cifró ese margen en 110 millones, después de haber presentado una serie de enmiendas que suponen un incremento de gasto de unos 40 millones.

El texto de las enmiendas pactadas por la oposición señala que la congelación de la pensiones suponen un incumplimiento de las recomendaciones del Pacto de Toledo de revalorizar las pensiones con arreglo a la evolución del IPC.

Asimismo, recuerda que el Gobierno lleva "sistemáticamente ignorando" los acuerdos aprobados en las Cortes -diez en el Congreso y dos en el Senado- en los que se reclama que se deje sin efecto esta medida.

El PP ha hecho las cuentas para sacar de otras partidas del presupuesto los 750 millones de euros necesarios para revalorizar las pensiones en 2011 sin tener que modificar el límite de gasto.

En concreto, propone rebajar el Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) en 200 millones, la financiación de RTVE en otros 200 millones y el "fondo de imprevistos" -utilizado para negociar los apoyos parlamentarios- en 200 millones más.

El resto se sacaría de recortar las subvenciones nominativas para proyectos de ciencia e innovación, determinadas partidas para estudios y trabajos medioambientales, las ayudas al cine y las que reciben partidos políticos y agentes sociales, así como de un mayor adelgazamiento de la Administración General del Estado.

El portavoz de Esquerra, Joan Ridao, aseguró que el veto del PSOE a la descongelación de las pensiones sería una "cacicada" y se mostró optimista con la posibilidad de que prospere esa enmienda, que incorpora también la firma de CiU, cuya abstención permitió aprobar el decreto de recorte del gasto que incluía la congelación de las pensiones.

CiU además propone que suban un 2% las pensiones cuyo computo anual no supere el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

La formación catalana ha presentado más de 700 enmiendas con las que persigue no sólo mantener el poder adquisitivo de las pensiones, sino también evitar incrementos de impuestos y garantizar la inversión que corresponde a Cataluña.

El PNV -que ha acordado con el PSOE su apoyo a los presupuestos- ha presentado cincuenta enmiendas por importe de 112 millones para el desarrollo de proyectos de carácter científico o innovador, así como otros en el ámbito municipal.

El BNG ha registrado 237 enmiendas que incluyen 400 millones en inversiones para Galicia y la corrección de las medidas "antisociales" aprobadas por el Ejecutivo, algo que también está presente en las 66 enmiendas de Nafarroa Bai, que además contemplan 44,6 millones para proyectos en Navarra.