Público
Público

La oposición de Zimbabue tendrá mayoría en el nuevo Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las dos facciones del partido opositor de Zimbabue MDC tendrán un ministro más que el partido ZANU-PF delpresidente Robert Mugabe, según el acuerdo para compartir el poder alcanzado entre ambos, dijo el viernes un senador de la oposición.

El senador David Coltart, un alto cargo de una facción disidente del Movimiento para un Cambio Democrático (MDC, por sus siglas eninglés), dijo en un correo electrónico que la facción principal del partido dirigido por Morgan Tsvangirai tendrá hasta 13 ministros, el ZANU-PF,15, y su facción, tres. Esto es basándose en los votos emitidos para los partidos y no en los escaños obtenidos en las elecciones del 29 demarzo.

Mugabe será el presidente del Gobierno y Tsvangirai de un consejo de ministros que supervisará el gabinete, explicó Coltart, que confirmóel contenido del correo a Reuters en una conversación telefónica.

El acuerdo para compartir el poder se produce después de dos meses de negociaciones entre Mugabe, de 84 años, que ha gobernado elpaís con mano de hierro desde su independencia de Reino Unido en 1980, y el ex líder sindical Tsvangirai, de 56 años, su oponente más ferozdurante la última década.

Supone un triunfo para el presidente sudafricano, Thabo Mbeki, quien no cedió a la presión para asumir una línea dura frente a Mugabe,buscando una diplomacia delicada como el mediador regional en las negociaciones.

Mbeki dijo que el gobernante ZANU-PF y la oposición anunciarán un Gobierno de unidad nacional el lunes en una ceremonia oficial enHarare.

Tsvangirai ganó la primera vuelta de las elecciones en marzo pero no pudo asegurarse una victoria indiscutible y boicoteó la segunda vueltaen junio por los ataques contra sus partidarios.

Mugabe fue declarado ganador en una segunda vuelta sin oponente alguno, lo que fue condenado mundialmente y provocó una crisis conimpacto regional

Los países donantes e inversores extranjeros, cuyos fondos son vitales para la recuperación de Zimbabue, posiblemente asumirán unapostura cautelosa sobre el acuerdo.

Las potencias occidentales esperan que el poder ejecutivo resida en manos de Tsvangirai y quieren saber cómo funcionará en la práctica elGobierno de unidad antes de asumir un compromiso, sostienen analistas.

Los zimbabuenses esperan que el acuerdo permita la recuperación de la deteriorada economía. La inflación supera los 11 millones porciento y la escasez de alimentos y combustibles ha llevado a millones a cruzar las fronteras del país, tensionando a las economías de la región.

"Está hecho en Zimbabue, está hecho por zimbabuenses, el resto del mundo tiene que respetar que el pueblo de Zimbabue ha tomado unadecisión acerca de su propio país", indicó Mbeki.