Público
Público

Un opositor, acusado de intento de soborno

Reyes niega que comprara votos por 150.000 dólares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A Manfred Reyes, uno de los rivales de Evo Morales, se le complican las cosas.

La Corte Nacional Electoral de Bolivia (CNE) pidió ayer a la Fiscalía que investigue un presunto intento de Reyes de manipular votos a su favor en las elecciones de mañana.

El ministro de Gobierno, Alfredo Rada, reveló la existencia de una supuesta grabación de una conversación telefónica en la que Reyes ofrece 150.000 dólares a una persona para que se aumente su votación en un 21%. Erick Fajardo, portavoz del candidato, negó la acusación.

Reyes ya tenía un complicado panorama antes de esta acusación. El presidente Evo Morales afirma que cambiará la ley para poder encarcelarle por el delito de corrupción presuntamente cometido cuando era gobernador de Cochabamba. Se le acusa de desfalco de unos siete millones de euros. Según el Ejecutivo, Reyes piensa huir a Miami tras las elecciones. Él lo niega.

Su candidato a vicepresidente es el ex prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, quien está en la cárcel acusado de la matanza de 13 indígenas en El Porvenir en 2008. La Corte Electoral le permitió hacer campaña desde prisión.

Los candidatos han quemado sus últimos cartuchos en los cierres de campaña que han tenido lugar durante la semana por todo el país.

En el gran acto que protagonizó en El Alto el jueves, Morales aprovechó para hacer un repaso por los logros de los últimos tres años. La apuesta fue sobre todo por mensajes económicos referidos a la reconstrucción de un Estado que se había 'convertido en un enano', en palabras del vicepresidente, Álvaro García Linera.

El número dos de Morales anunció que al final de la próxima legislatura el Estado controlará en torno al 30% de la economía. Morales recordó que 'Bolivia es lo suficientemente rica como para estar exportando energía, además de petróleo y gas natural' y lanzó un mensaje a las empresas extranjeras: 'Lo que este país necesita son socios. Bienvenidos sean, pero que sepan que no serán nunca dueños de nuestros recursos'.

Los preparativos para la jornada electoral ya estaban casi terminados. El presidente de la Corte Electoral, Antonio Costas, aseguró que la distribución del material para la votación y de las urnas se había realizado sin ningún problema tanto en Bolivia como en el extranjero.

Ha entrado ya en vigor el dispositivo de seguridad que prohibe desde ayer y hasta el lunes el consumo de bebidas alcohólicas en tiendas y cantinas, así como llevar armas de fuego y celebrar espectáculos públicos. Tampoco se permite la circulación en vehículos por las ciudades, salvo en los casos de funcionarios de la Corte Electoral, del Gobierno, fuerzas de seguridad y periodistas.

Pero estos comicios no están exentos de polémica. Los datos de más de 400.000 personas inscritas en el registro de votantes presentan irregularidades. El organismo electoral abrió un plazo para que los ciudadanos pudieran enmendar los errores, pero eran tantas personas que finalmente tomó la decisión de permitir que todas pudieran votar. Los partidos de la oposición ya han hablado de fraude electoral.