Público
Público

Los opositores iraníes piden la liberación de los detenidos

Rafsanyani critica el proceso electoral y los manifestantes vuelven a las calles 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El debate político iraní se ha trasladado del Parlamento a los sermones de los viernes en las mezquitas. El ex presidente Hashemi Rafsanyani instó a las autoridades iraníes a liberar a los detenidos durante los disturbios ocurridos tras los comicios presidenciales del pasado 12 de junio en los que resulto reelegido el ultraconservador Mahmud Ahmadineyad.

'La desconfianza creada en las elecciones está desgastando al pueblo', dijo Rafsanyani ante decenas de miles de personas congregadas para el sermón de ayer en Teherán. Raf-sanyani, considerado el principal apoyo del líder opositor Mir Husein Musaví, pidió menos represión para acabar con la situación actual en Irán a la que calificó de 'crisis'.

La Policía iraní detuvo en Teherán a una docena de manifestantes

'En la situación actual no es necesario que tengamos a tanta gente en las cárceles deberíamos permitirles regresar con sus familias. Todos somos miembros de la misma familia. Espero que este sermón ayude a superar este periodo de dificultades que se podría definir como crisis', dijo Rafsanyani.

El ex presidente también criticó al Consejo de Guardianes, órgano responsable de supervisar el proceso electoral, 'por no hacer su trabajo pese a contar con cinco días extras'. El Consejo negó que se hubiera producido ninguna irregularidad en unos resultados que dieron a Ahmadineyad el 63% de los votos.

Tras el sermón, los partidarios de Musaví, que consideran fraudulentos los resultados electorales, habían convocado una manifestación. La protesta terminó finalmente con enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, que utilizó gases lacrimógenos y efectuó una docena de detenciones. Los manifestantes pedían la dimisión de Ahmadineyad y gritaban consignas en contra de Rusia, en protesta por la decisión de Moscú de reconocer la validez de los resultados electorales.

Musaví participó en su primer acto oficial tras las elecciones de junio

Rafsanyani no fue tan crítico como Musaví y Mehdi Karrubi, los dos candidatos opositores que denunciaron fraude masivo en las elecciones presidenciales. Los disturbios posteriores provocaron la muerte de 20 personas y detenciones masivas entre los grupos opositores. Se trata de las mayores protestas desde el triunfo de la revolución islámica en 1979.

Agresión a Karrubi

A la salida del rezo del viernes, Karrubi fue atacado por un grupo de milicianos islámicos, los basiyis, que le insultaron y le agredieron en la entrada de la universidad, lugar donde Rafsanyani pronunció su sermón.

Al acto también asistió Musaví, en lo que supuso su primera participación en un acto oficial desde las elecciones presidenciales. 'Me siento en la obligación de responder a las peticiones de mis compañeros en este camino de protección de los derechos y las libertades', dijo Musaví en su página web.