Público
Público

Opositores y Gobierno acuerdan seguir dialogando para pacificar Bolivia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno boliviano y el representante de los opositores autonomistas, el prefecto de Tarija Marío Cossío, acordaron hoy continuar el diálogo para pacificar el país, donde la región norteña de Pando se encuentra en estado de sitio.

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, y el gobernador tarijeño, además de otros representantes, mantuvieron ayer una reunión para abrir un proceso de diálogo, que se prolongó hasta la madrugada y en la que ambas partes coincidieron en la necesidad de llegar a acuerdos para pacificar el país.

Según informó a Efe una fuente oficial, el diálogo se retomará mañana domingo con otra reunión en el Palacio de Gobierno de La Paz en la que participaría el presidente boliviano, Evo Morales.

El opositor Marío Cossío dio por cumplido el primer objetivo de este encuentro que era, dijo, "instalar la apertura de lo que ojalá se convierta en un proceso sostenido de diálogo", según declaraciones que publica el diario paceño La Razón.

El prefecto confió en poder llegar a un "pacto nacional" que permita solucionar los problemas en un escenario de reconciliación nacional".

Las bases del diálogo entre Gobierno y sus opositores autonomistas serían, según el prefecto, las rentas petroleras del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) cuya devolución reclaman las regiones, la nueva Constitución de Bolivia y los estatutos autónómicos que defienden Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija.

Bolivia vive momentos críticos tras la ola de protestas contra el Gobierno de Morales que se inició hace más de dos semanas en las regiones opositoras y que ha derivado en los últimos días en una espiral de violencia en varios puntos del país.

El Gobierno decretó ayer el estado de sitio en la norteña región de Pando, donde al menos nueve personas murieron el pasado jueves en un enfrentamiento armado entre civiles, si bien el número de víctimas va en aumento porque se siguen rescatando cadáveres de la zona del conflicto.

Diversas fuentes extraoficiales reportan hasta quince muertos a consecuencia de ese disturbio.

También en Pando, ayer por la tarde se produjo un tiroteo entre militares y opositores en el aeropuerto de la capital departamental, Cobija, en el que al menos una persona habría fallecido.

Ante estos hechos, el prefecto opositor de Pando, Leopoldo Fernández, anunció que no formará parte del proceso diálogo iniciado ayer.